la laguna

La Laguna se convierte en Ciudad Patrimonio de las Familias

Miles de personas celebraron ayer la recuperación de los espacios públicos tras la pandemia, en una fiesta urbana con más de 70 actividades para todas las edades
La Laguna se convierte en Ciudad Patrimonio de las Familias

La Laguna, única ciudad Patrimonio de la Humanidad de Canarias, celebró ayer el Día Internacional de las Familias con una gran fiesta al aire libre y casi un centenar de actividades en seis zonas temáticas. Con propuestas para todas las edades, que fueron desde el deporte a la cultura friki, miles de personas recorrieron ayer sus calles y plazas en una reivindicación festiva de los espacios públicos como lugares de encuentro y de vida. Una fecha que siempre ha ocupado un lugar muy importante en la agenda lagunera pero que, este año, se sacudió el peso de dos años de vida virtual y se convirtió en una celebración del reencuentro y un homenaje a la fortaleza de las familias durante la pandemia.

El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, y el concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio, inauguraron, en la plaza de La Concepción, el programa de actividades, con un recorrido por todos los espacios habilitados en las plazas y calles del conjunto histórico, y en el que estuvieron acompañados del director general de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Javier Bermúdez, y de una representación de la Corporación municipal.

Varias áreas del Ayuntamiento se han unido para recuperar un evento con larga tradición en un municipio reconocido por Unicef como Ciudad Amiga de la Infancia y que, bajo la organización de Bienestar Social, ofreció más de 70 actividades entre las 10.30 y las 20.30 horas de ayer.

Todo gracias a la dedicación de más de 150 personas que, durante semanas, se han volcado para lograr “una invasión de alegría en las calles de La Laguna y reivindicar el papel fundamental de las familias en la mejora de la calidad de vida de nuestra sociedad”, como valoró Ascanio. En una Laguna “que está más viva que nunca y que se viste nuevamente de gala para invitar a todas las personas de Tenerife a compartir una fecha tan especial”, como destacó el alcalde.

Además del personal de las concejalías de Seguridad, Cultura, Comercio, Turismo, Servicios Municipales, Deportes, Medio Ambiente, Juventud y Fiestas, participaron en esta edición cuerpos de seguridad, limpieza, artistas, asociaciones, dinamizadores, comerciantes, vecinos y vecinas y las niñas y niños del Consejo Municipal de la Infancia y la Adolescencia.

Las plazas de La Concepción, Los Remedios, el Cristo y Hermano Ramón, además del patio interior del Organismo Autónomo de Deportes y la calle San Agustín, se convirtieron en recintos festivos al aire libre, acompañados de los pasacalles por las principales vías del casco, que invitaron a esa otra tradición local de “lagunear” y a disfrutar de la oferta de los comercios y de la restauración local. El programa continúa hoy junto al Mercado Municipal, con la reedición, en horario de mañana, de la amplia propuesta deportiva en la plaza del Cristo.

Una de las novedades de este Día de las Familias fue la gran Zona Friki instalada en la calle San Agustín y la plaza de la Catedral. La calle, que ha sido reconocida por Turespaña como una de las más bonitas del país, acogió un mercadillo friki y de coleccionista, en el que participaron las tiendas especializadas del municipio. Y la cercana plaza albergó, además, una exposición de juguetes de los años 1970 y 1980, un concurso de K-Pop, talleres y exposición de ilustradores y cómics, manualidades y juegos de mesa, además de zonas Play Station, Arcade y Scalextric.

En la plaza de Los Remedios también se ubicó la Zona Tierra, con talleres y manualidades medioambientales de la mano de la Fundación Canarias Recicla y Juegaprende. Y en el patio de la sede del Organismo Autónomo de Deportes se ubicó la Zona Fantasía, en la que disfrutaron de cuentacuentos con Antonio Conejo, títeres y la actuación del cantacuentos Güicho Estévez.

Otro de los espacios principales fue el entorno de La Concepción, que fue una zona de juegos y música al aire libre durante toda la jornada. El escenario, instalado junto a la torre de la iglesia, acogió las actuaciones musicales de Proyecto Anti y de La Movida, además de las de Güicho Estévez, el Mago Xerach y Clownbaret, acompañados del sonido de las batucadas. Además, contó con una ludoteca, una zona de descanso y carpas en las que asociaciones ofrecieron talleres infantiles.

La plaza Hermano Ramón fue el recinto circense y la plaza del Cristo, el centro deportivo de la jornada, un espacio en el que se repetirán las actividades hoy, en horario de 10.30 a 14.30, con propuestas como rocódromo y luchadores de sumo hinchables, circuitos de bici, de agilidad y de coches de pedales, skate, Futbín y ajedrez. Además de lucha del garrote, minigolf, deportes alternativos o juegos tradicionales, entre otros.

TE RECOMENDAMOS