baloncesto

Un Lenovo colosal gana al Hapoel y jugará su tercera final de Champions

Los canaristas, comandados por Huertas y Shermadini, asumen el rol de favoritos y optarán al segundo título europeo de su historia tras vencer a los israelíes 71-78. El rival será el Manresa
lenovo-tenerife-hapoel

El Lenovo Tenerife se impuso al Hapoel Holon (71-78), logrando así la tercera clasificación de su historia para una final de la Basketball Champions League (BCL).

Fue un duelo duro en el que, curiosamente, los tiros libres, en los que los insulares firmaron ayer un discreto 62% de acierto, resultaron fundamentales. El conjunto de Txus Vidorreta fue por delante en el marcador menos algunos segundos, lo que demuestra el partido sólido que firmaron ayer. Cuando peor lo pasaron los de Vidorreta, Huertas asumió responsabilidades. Con Marcelinho parece todo tan sencillo… La BCL es el torneo del Canarias, algo que demuestra su experiencia. Cuando peor lo puede pasar, siempre aflora esa sensación de seguridad, de confianza y aplomo que llega a lastrar a su oponente.

Ayer, el Hapoel acabó desquiciado, incapaz de asumir que, cada vez que se acercaba en el marcador, el Lenovo Tenerife ponía tierra de por medio, minando su moral.

El Lenovo Tenerife es un grande de la BCL y eso juega siempre a su favor. Ayer, sencillamente, mereció la clasificación a la final.

En la grada ganaba el Hapoel. Sus aficionados llegados de Israel monopolizaban la animación en el recinto deportivo bilbaíno, ante unos 350 seguidores aurinegros. Pocos, pero siempre animosos.

Salida de 0-7 para el Lenovo Tenerife, que no dejaba anotar a los israelíes en los primeros tres minutos del duelo, lo que obligó a su entrenador a parar el partido con un tiempo muerto.

La defensa del Canarias era asfixiante. Los israelíes no encontraban el camino al aro insular, llegando la primera diferencia importante para los insulares (8-20). Pero un parcial de 5-0 llevó el duelo con 13-20 al final de la primera manga.

Quedaban varias cosas claras casi desde el primer minuto: la intensidad defensiva del Canarias podría ser clave y este estaba condenado a ser un partido de rachas.

El Canarias mantiene las diferencias

Un triple de Ragland acercó a su equipo (16-20) y la segunda personal de Giorgi Shermadini, con 18-24, lo llevó al banco. El Canarias, poco a poco, controlaba el marcador, con mejores sensaciones que su rival, logrando la mejor renta a su favor hasta el momento con el 25-37.

Daba la sensación de que el Hapoel confiaba mucho en sus individualidades en ataque, sobre todo de la mano de Ragland, algo que sirvió para que, con dos parciales de 8-0 en el duelo, mantuvieran sus opciones en el marcador. sería gracias a una de esas rachas con la que lograría ponerse a solo seis tantos (31-37).

La defensa, en este caso en forma de dos robos de Salin, resultó clave para dejar las cosas con 33-42 al descanso. En esta semifinal de la BCL, conseguir dos buenas acciones de manera consecutiva podía suponer dos rentas de cinco o seis puntos.

El Hapoel crece

Mejoraron los israelíes tras el descanso, sobre todo en su defensa, con muchos cambios en los dos últimos cuartos que pusieron en apuros a los de Txus Vidorreta. En buena parte de la tercera manga, los errores de ambos equipos provocaron ver un duelo denso, algo pesado, incluso, para un espectador neutral, pero vibrante para los seguidores de ambos conjuntos.

Las pérdidas del balón del Canarias y algunos errores no forzados le daban vida al Hapoel, pese a ello, los diez tantos de diferencia continuaban (51-57).

Los canaristas perdieron este cuarto de un punto (18-17), pero llegaba bien a los decisivos últimos diez minutos.

Los tiros libres dan la victoria

El Lenovo Tenerife firmó ayer un 15 de 24 en tiros libres, con porcentajes pobres, pero, curiosamente, serían estos los que darían el pase a la gran final a los jugadores de Txus Vidorreta. Johnson, con dos triples, dio la bienvenida al cuarto (57-59) y solo Shermadini supo responder bajo el aro (57-63). Tiempo muerto israelí para evitar que el Canarias se escapara, porque, ahora sí, el Hapoel iba a dar un susto de verdad.

Un triple de Aaron Doornekamp volvió a poner al Lenovo Tenerife con una buena renta a su favor (59-68), pero, por enésima vez, los israelíes firmaron otro parcial de 5-0 (64-68) para que Vidorreta tuviera que parar el encuentro.

Los últimos minutos serían de infarto. El Canarias vio cómo el Holon llegó a ponerse por delante (69-68), pero la templanza canarista sería clave. Una falta y una técnica mostrada a Johnson fueron aprovechadas por Wiltjer y Fitipaldo (69-72), aunque el Hapoel volvió a amenazar (71-72).

Pero el Canarias demostraría su experiencia y sus tablas. Una falta sobre Doornekamp, que se marchó lesionado, permitió a Fitipaldo volver a anotar desde la línea de 4,60.

Fue desde el tiro libre desde donde el Lenovo Tenerife se clasificó para la gran final del domingo (71-78).

TE RECOMENDAMOS