ciencia

Beatriz Villarroel (IAC), una de las cinco científicas eminentes del mundo

La científica recibe el premio L’Oréal-Unesco For Women in Science por el proyecto Vasco, una iniciativa que trata de identificar objetos astronómicos que han desaparecido del cielo actual comparando datos de distintas épocas
beatriz-villarroel
Beatriz Villarroel, científica del IAC. Edgar Magdalena

La Fundación L’Oréal y la Unesco reconocen cada año a cinco científicas eminentes de los cinco continentes. Este año, en su 25ª edición, ha galardonado a Beatriz Villarroel en la categoría International Rising Talents por el proyecto Vanishing & Appearing Sources during a Century of Observations (VASCO). Beatriz es investigadora del Nordic Institute for Theoretical Physics (NORDITA, un instituto mixto de la Universidad de Estocolmo y el KTH Royal Institute of Technology), y del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC). El proyecto VASCO es una iniciativa que trata de identificar objetos astronómicos que han desaparecido del cielo actual comparando datos de distintas épocas. Estos objetos podrían ser miembros de clases propuestas solamente de manera teórica (como las supernovas fallidas) o incluso ser indicadores de procesos astrofísicos desconocidos en la actualidad. Asimismo, podrían asociarse a tecnología avanzada de una civilización extraterrestre.

Beatriz Villarroel ya recibió el Premio L’Oréal-Unesco For Women in Science en el año 2021 en Suecia. Cada dos años, entre las 275 galardonadas L’Oreal-UNESCO en sus países, se seleccionan 15 candidatas para el premio internacional, International Rising Talents. En sus conclusiones el jurado destaca a Beatriz Villarroel como una reconocida experta en el descubrimiento de objetos exóticos que pueden arrojar nueva luz sobre los misterios del Universo. 

Según los organizadores, estos premios están basados en la convicción de que el mundo necesita ciencia y que la ciencia necesita a las mujeres. De cara a aumentar su visibilidad, dar a conocer su talento científico e inspirar vocaciones en futuras generaciones, el programa L’Oréal-Unesco For Women in Science busca impulsar las carreras de mujeres científicas. Los premios International Rising Talents, que están dotados con 15.000 euros, son el resultado de una alianza entre la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la multinacional de cosméticos francesa L’Oréal. Según datos recientes de la UNESCO, el número de mujeres que siguen carreras científicas está aumentando ligeramente, solo uno de cada tres investigadores es una mujer en todo el mundo. En el mundo de la investigación, persiste el techo de cristal: solo el 14 % de los puestos académicos superiores en Europa están ocupados por mujeres y solo el 4 % de los premios Nobel de ciencia han sido otorgados a mujeres.

Beatriz Villarroel

Beatriz Villarroel cuenta con un postdoc internacional a través del Swedish Research Council, específicamente para trabajar la mayor parte de su tiempo en el IAC. Es la líder del proyecto VASCO, una iniciativa que cuenta con más de 40 miembros de diferentes países. El proyecto utiliza diferentes metodologías para la adquisición y el análisis de datos. Entre ellas se encuentran el Observatorio Virtual y un proyecto de ciencia ciudadana.

Sobre el estado actual del proyecto, Villarroel apunta: “Ahora tenemos dos artículos muy interesantes enviados a revistas especializadas de alto impacto y que se encuentran actualmente en proceso de revisión. Se han realizado en colaboración con el Dr. Enrique Solano del Observatorio Virtual Español y otros miembros del proyecto VASCO”. 

Para Beatriz Villarroel lo más apasionante de su trabajo son las ideas y la discusión científica. “Siempre hay algo nuevo que buscar e intentar, me entusiasman las nuevas ideas y no puedo parar hasta satisfacer mi curiosidad”. “Además”, continúa, “trabajar con personas tan brillantes como mis colegas en VASCO, es un verdadero privilegio”. También pone su atención en el proyecto de ciencia ciudadana que desarrollan: “podemos inspirar a la gente joven a conocer la Astronomía y colaborar con nosotros en la búsqueda de lo desconocido. En este sentido, trabajamos muy de cerca con científicos y sociedades astronómicas de Argelia y Nigeria”.

Ante la pregunta de “¿qué significado tiene para ti este premio?”, Beatriz expone “Muchísimo, es un gran honor. He conocido a gente maravillosa gracias al premio y es un gran reconocimiento para nuestro proyecto y para nuestro equipo. Espero que el reconocimiento inspire a las jóvenes a seguir sus sueños y hacer la ciencia que desean”.

TE RECOMENDAMOS