tenerife

Pedro Martín: “Hay que poner sentido común y un ‘fisquito’ de cabeza” para conservar el Teide

El presidente del Cabildo descarta un escenario en el que nadie pueda entrar al Parque Nacional, pero sí contempla “usos vigilados y controlados” para el senderismo o la ‘Tenerife Blue Trail’
conservar-el-teide

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, apeló ayer a no ser “excesivamente radical” con el Plan Rector de Uso y Gestión -ahora mismo en fase de exposición pública por parte del Gobierno de Canarias- y alcanzar un “punto medio” entre la protección medioambiental y las actividades económicas para conservar el Teide.


En una entrevista concedida a Cope Canarias y recogida por Europa Press, comentó que como mejor estaría el parque nacional sería si “no entrara nadie”, pero descartó ese escenario. Además, señaló que la fase de exposición pública es una “magnífica oportunidad” para debatir y presentar alegaciones.


En ese sentido, el político isorano indicó que quieren potenciar la práctica de la apicultura, porque en la zona se producen mieles “fantásticas”, y establecer “usos vigilados y controlados” para el senderismo o la Tenerife Blue Trail, dado que cada año es “complicado” obtener los permisos necesarios.


Lo mismo ocurre con los rodajes audiovisuales en el parque, que Martín aboga por mantener, pues en muchas épocas del año hay “hoteles llenos” en Santa Cruz de Tenerife con miembros de los equipos de grabación. “No es razonable que no se puedan hacer películas”, agregó. Así, el presidente insular señaló que se trata de “limitar donde se puede” grabar y que después “pasen por caja” para que esa recaudación se destine a labores de seguridad, limpieza o repoblación. “Hay que poner sentido común y un fisquito de cabeza”, explicó.


Martín cree que en el Teide no se puede aplicar el modelo del Parque Nacional de Timanfaya (Lanzarote), porque no se puede cobrar a alguien por atravesar con su coche por el territorio. Asimismo, sostiene, en línea con el presidente canario, Ángel Víctor Torres, que hay que “cambiar” algunos elementos del PRUG.


El presidente tinerfeño entiende que hay que “darle una vuelta” a la gestión del parque y que “todos” los agentes implicados deben participar en el debate, al tiempo que ha puesto sobre la mesa el problema de “seguridad” que hay en la zona, con muchos hurtos en vehículos de turistas.


Para las visitas, por ejemplo, el Cabildo apuesta por tres pequeños centros de visitantes en Chío, Vilaflor y El Portillo con información sobre el parque, guías especializados y aparcamientos, y que desde ahí partan guaguas lanzaderas con los turistas.


Sobre el macroproyecto turístico que se va a edificar en la zona de El Puertito de Adeje, manifestó que el Cabildo está revisando toda la documentación y suspendió cautelarmente las obras porque faltaba el estudio arqueológico que los promotores solo presentaron ante el Ayuntamiento y el Gobierno de Canarias, pero no a la corporación insular. Además, detalló que se presentaron dos denuncias “diciendo que no se había respetado una zona arqueológica”, y el equipo de Patrimonio está estudiando la documentación y “en breve” emitirá un informe al respecto sobre si la propuesta cumple o no con los requisitos legales.

TE RECOMENDAMOS