sucesos

Destapan un fraude a la Seguridad Social en Canarias de casi 800.000 euros

Entre las empresas intervenidas, destaca la venta de recuerdos para turistas o la construcción
Destapan un fraude a la Seguridad Social en Canarias de casi 800.000 euros

La Policía ha detenido en la provincia de Las Palmas a cinco personas tras destapar un fraude a la Seguridad Social en Canarias de 775.159 euros en diferentes sectores de actividad, desde la venta de recuerdos para turistas hasta la construcción.

Según ha informado este jueves la Dirección General de la Policía en un comunicado, las investigaciones se abrieron en octubre de 2021, cuando la Tesorería General de la Seguridad Social denunció las actuaciones irregulares llevadas a cabo por los administradores de distintas empresas con el fin de eludir sus obligaciones de pago.

Las denuncias acusaban a los empresarios de las sociedades investigadas de no pagar “sus propios seguros sociales ni los de sus trabajadores, incrementando así el margen de beneficio en la actividad mercantil y el consiguiente perjuicio a la Tesorería General de la Seguridad Social”.

En el análisis patrimonial de las empresas y sus administradores, se comprobó que “en todos los casos se pretendía eludir el pago de la deuda y frustrar las aspiraciones de cobro de la Tesorería, creando grupos y sucesiones de empresas que ocultaban los beneficios y bienes de las sociedades investigadas”.

La Policía asegura que se ha podido determinar la participación delictiva de once personas: los administradores de hecho de las empresas, sus testaferros y trabajadores que se prestaron a colaborar en connivencia con esa actividad ilícita.

En una de las investigaciones llevada a cabo en cinco empresas relacionadas con la venta de recuerdos, ropa, calzado, complementos y electrónica, dirigidas y gestionadas por dos hermanos, se constató que mantenían de alta a trabajadores que utilizaban como testaferros en otras empresas, empleando el mismo domicilio de actividad, los mismos gestores y el mismo objeto social. Este grupo de empresas carecía de capital social, añade la Policía.

Los agentes comprobaron que, aunque figuraban como administradores otras personas, eran los dos hermanos los verdaderos responsables de las empresas y que ambos “llevaban a cabo maniobras de ocultación para evitar que la Seguridad Social o cualquier acreedor pueda hacer efectivas sus deudas”.

“Además, administraban sus empresas sin incluir los seguros sociales como costes de la actividad desde el inicio de la actividad, lo que demostró que no existía ni inversión ni plan de negocio sino con un modelo premeditado que se apoyaba en el impago de los seguros sociales de sus trabajadores”, señala la Policía.

El perjuicio económico total ocasionado a la Tesorería de la Seguridad Social por el entramado de empresas creadas por estos dos detenidos se ha cifrado en 523.183 euros.

En otra trama, se detectó una creación sucesiva de empresas dedicadas a la construcción que eran dirigidas, gestionadas y administradas por las mismas personas.

Los investigados generaban deudas con la Seguridad Social por el impago de las cuotas de sus trabajadores, se daban de baja para, seguidamente, constituir una nueva empresa con el mismo objeto social, la misma dirección y los mismos empleados.

Según la Policía, estos pasaban de una empresa a otra para, de este modo, poder seguir operando en el mercado laboral y evitar posibles y futuros embargos por parte de sus acreedores.

TE RECOMENDAMOS