santa cruz

El juzgado niega el ingreso forzoso de una persona sin hogar del barrio Salamanca

Los vecinos inician una nueva recogida de firmas para ayudar al hombre que tiene afectadas las piernas y rechaza atención
persona-sin-hogar-barrio-salamanca
La persona sin hogar para la que los vecinos reclaman ayuda transita por las calles del barrio Salamanca. Fran Pallero

Los vecinos del barrio Salamanca no salen de su asombro tras conocer el fallo del juzgado al que se había dirigido el Ayuntamiento de Santa Cruz para solicitar el ingreso forzoso de una persona sin hogar, que vive en el barrio, para que reciba atención especializada, solicitud que ha sido denegada.

La decisión del juzgado les fue comunicada por la concejala de Atención Social de Santa Cruz, Rosario González, en una reciente reunión con los vecinos, que llevan meses preocupados por la salud de esta persona, cuyo estado ha empeorado, y que rechaza todo tipo de ayuda. La concejala les explicó que la Fiscalía de Santa Cruz, a petición del IMAS, inició los trámites referentes a esa persona el 7 de octubre, con la comunicación de la situación de desamparo y vulnerabilidad que sufre, y que conocen todos los vecinos, que en más de una ocasión se han dirigido a los servicios sociales para que presten ayuda a este hombre que tiene sus dos piernas gravemente enfermas.

En el informe enviado al juzgado se detallaron las circunstancias en las que se encuentra esta persona, que rechaza sistemáticamente cualquier tipo de ayuda, a pesar del mal estado de salud en el que se encuentra, con el objetivo de demostrar la necesidad de su ingreso no voluntario en un centro o recurso especializado, al presentar numerosos síntomas que le inhabilitaban para tomar decisiones en el ejercicio de su plena capacidad jurídica.

Los argumentos del Ayuntamiento apuntaban a que esta persona era acreedora de la ayuda y supervisión durante las 24 horas del día, en un centro adecuado, y que dada su situación, no era capaz de decidir por sí mismo acerca de es ingreso, según apuntan los vecinos a DIARIO DE AVISOS.

Sin embargo, a pesar de los datos aportados por los servicios sociales municipales, la jueza responsable del caso denegó la autorización solicitada a su vez por la Fiscalía para el internamiento involuntario por razón de trastorno psíquico, “al no haberse constatado que no se encuentra en condiciones de decidir por si solo”.

La magistrada apoyó su decisión en el reconocimiento que se le realizó al interesado desde el área de psiquiatría del Hospital Universitario de La Candelaria, así como en la conversación que mantuvo con él a través de videoconferencia, en la que se mostró coherente en sus respuestas y en condiciones de decidir por sí mismo.

Según informan los vecinos, en la reunión con la concejala, González les informó de que se está analizando la posibilidad de interponer una nueva denuncia conjunta, entre IMAS, el Distrito Centro-Ifara y la propia Asociación de Vecinos la Arboleda con nuevos argumentos.

Los vecinos avanzan en que tienen pensado realizar otra nueva campaña de firmas, pero esta vez mediante las redes sociales, para intentar lograr 500 firmas con la colaboración de todos los vecinos. Con la anterior campaña en papel se lograron 200.

La dificultad para atender a los que rechazan la ayuda que se les ofrece

Los vecinos del barrio Salamanca han intentado ayudar a la persona sin hogar que vive en sus calles, con la que se cruzan a diario y a la que han visto cómo se ha ido deteriorando durante los últimos meses. La Unidad Móvil de Acercamiento se acerca periódicamente a esta personas para prestarle ayuda e invitarla a acudir al hospital, encontrándose la mayoría de las veces con su negativa. Solo un juez puede obligar a alguien a que reciba ayuda, y esto, como ha quedado demostrado, es muy complicado, puesto que se trata de privar de libertad a una persona que, sin patologías psiquiátricas que le afecten, está en su derecho a negarse.

TE RECOMENDAMOS