la laguna

Rehabilitación integral de la iglesia del Hospital de Dolores

Desde el pasado octubre se realizan trabajos, por una inversión de 575.885 euros, para solucionar las humedades y renovar las instalaciones, pavimentos y demás elementos
Rehabilitación integral de la iglesia del Hospital de Dolores
Obras en la fachada y el interior de la iglesia. Sergio Méndez

La iglesia del Hospital de Dolores, ubicada en la calle San Agustín del casco histórico de La Laguna, se encuentra inmersa desde hace meses en una rehabilitación integral que era “apremiante, especialmente por el estado de las instalaciones eléctricas y por la entrada de agua por la cubierta, además de contar con un requerimiento del Ayuntamiento por desprendimiento de los aleros que dan a la calle San Agustín”, según informaron desde el Obispado de Tenerife, que apuntaron que, “hasta el momento no se había acometido en esa parte del edificio ninguna rehabilitación integral”, en cuanto a cubierta, pavimentos, instalaciones, saneamiento de las estructuras verticales, etcétera.

Por ello, desde octubre del año pasado se vienen acometiendo trabajos de rehabilitación en la capilla y la sacristía de la iglesia y que suponen una inversión de 575.885,56 euros, financiados a través de un convenio entre el Cabildo, que aporta el 80% (460.708,44 euros), y el Obispado, que hace uso de ese inmueble por cesión del Cabildo y aporta el 20% restante, más los honorarios del proyecto y dirección técnica, según datos del Obispado, quedando pendiente de futura financiación la restauración de la policromía de la cubierta del presbiterio, que supone unos 120.000 euros, apuntaron. La iglesia ha permanecido cerrada al culto desde el pasado octubre y se prevé que las obras finalicen en unos 6-8 meses.

En concreto, los trabajos que se están realizando vienen a solucionar los graves problemas detectados de humedades, la renovación de las instalaciones de baja tensión e iluminación y se implementarán medidas de seguridad en caso de incendio, según se recoge en el proyecto técnico redactado y dirigido por el arquitecto Alejandro Beautell. Mientras que la empresa adjudicataria de los trabajos es Víctor Rodríguez e Hijos SLU.

Además de las patologías de orden físico, como elementos discordantes con los valores de la edificación, se destaca también la presencia de instalaciones sobrepuestas, luminarias de baja calidad y diferentes niveles de calidez de luz, pavimentos sobrepuestos de reciente factura y nuevas carpinterías. Y en el exterior, como elementos distorsionadores del monumento, se destaca la gran cantidad y mala ubicación de la señalización de tráfico, las instalaciones sobrepuestas y el estado del rejuntado de los elementos de piedra vista.

En base a estas problemáticas, se hace necesario resolver la completa estanqueidad de la iglesia como garantía de conservación del inmueble y de los bienes muebles que aloja. Por lo que se prescribe el levantamiento de la cobertura, para disponer elementos de impermeabilización y aislamiento térmico. Asimismo se actuará en la espadaña, realizando labores de consolidación y limpieza, y la estructura de madera de las techumbres será restaurada en su totalidad, según se recoge en el proyecto.

Además, se están renovando en su totalidad las instalaciones de baja tensión y contra incendios y solventándose también las deficiencias que presentan las de telefonía, anti-intrusión y megafonía.

En cuanto al pavimento, debido a su mal estado de conservación y a la presencia de humedades, por capilaridad provenientes del terreno que afectan de manera generalizada a la estructura vertical del templo, se prescribe su sustitución y se colocará uno nuevo, previa lámina de impermeabilización, del mismo material que el actual, baldosas de barro cocido, que se complementará con la colocación de piezas de piedra basáltica molinera del país en el presbiterio y en los peldaños y umbrales de los huecos de paso.

Asimismo, se sustituirán los elementos y las calidades que se consideran incompatibles con el valor de la edificación histórica, como zócalos, carpinterías de nueva factura, pavimentos, falseos, instalaciones sobrepuestas y obsoletas, etcétera.

El Hospital de Nuestra Señora de los Dolores fue fundado en torno al año 1515 y es heredero del Hospital de Nuestra Señora de la Antigua. Se localiza en la intersección de las calles San Agustín y Juan de Vera y se estructura en dos partes diferenciadas: la iglesia y la antigua zona hospitalaria. En los últimos años del siglo XVII, el hospital y la iglesia fueron reedificados y reorganizados sobre nuevas bases. Desde 2008, parte del inmueble del antiguo hospital alberga la biblioteca municipal Adrián Alemán de Armas, cuyas obras habían comenzado en 2001 y habían sido inauguradas por los Reyes de España en 2006. También en 2008, tanto la iglesia como el antiguo hospital fueron declarados BIC.

TE RECOMENDAMOS