medioambiente

Tenerife se protege ante los incendios con más de 300 bomberos y tres drones con cámaras

El Cabildo de Tenerife ha presentado este miércoles el dispositivo insular de la campaña contra incendios con 311 efectivos
Alertan de un conato de incendio forestal en Los Realejos
Foto: Fran Pallero

El Cabildo de Tenerife ha presentado este miércoles el dispositivo insular de la campaña contra incendios con 311 efectivos y que se consolida por un periodo de ocho meses debido a los efectos del cambio climático y el aumento de los riesgos de grandes incendios forestales.

El presidente, Pedro Martín, que ha comparecido ante los medios de comunicación junto a la consejera del área de Medio Natural y Seguridad, Isabel García, y el jefe de la Unidad Operativa de Incendios Forestales y Medios Asociados del Cabildo, José María Sánchez Linaje, ha señalado que Tenerife “está preparada” para este verano y que ninguna isla tiene un operativo como este.

La inversión, que viene en ascenso desde que comenzó el mandato, alcanza ya los 3,4 millones –frente a los 1,8 millones de 2019– e incluye este año como novedades la incorporación de tres drones con cámaras termográficas –con un coste de 15.000 euros– y la creación de un punto de recarga de agua para helicópteros en la zona alta de Candelaria (Chivisaya) que ha costado 200.000 euros.

Sánchez Linaje ha apuntado que de los 311 efectivos del dispositivo, 163 son propios del Cabildo y el resto de refuerzo para las épocas más intensas de trabajo, a lo que se suman dos helicópteros, catorce autobombas pesadas y tres nodrizas.

Ha indicado que los drones se utilizarán en los conatos para ir probando la herramienta pero el objetivo es que permitan “optimizar” el trabajo en los icendios forestales y especialmente durante la noche, cuando no se puede volar, y así afinar mejor el uso del agua.

Cara a este verano ha indicado que el año es “normal” desde el punto de vista hidrológico por lo que la campaña empieza de forma “muy buena”, si bien ha reconocido que es imposible predecir si va a haber grandes incendios dado que prosigue la tendencia a la falta de lluvias en el flanco sur y oeste de la isla.

Sobre los seis incendios que se registraron en el norte de Tenerife en 2020 ha apuntado que sirven de aprendizaje aunque fue un “episodio único” fruto de una “concatenación de circunstancias”, con más de 500 incidencias en seis horas y llegando a penetrar en zona urbana. “Fue una experiencia, todos aprendimos y nos coordinamos bien”, ha señalado.

Isabel García ha advertido de que cada vez los incendios son “más amplios y devastadores” debido al aumento de las temperaturas en las zonas altas y el abandono de las tierras de cultivo por lo que ha reclamado más “responsabilidad individual” y destacado el plan de reforestación y la coordinación y formación especializada con los equipos de Protección Civil.

El Cabildo de Tenerife ha presentado este miércoles el dispositivo insular de la campaña contra incendios con 311 efectivos y que se consolida por un periodo de ocho meses debido a los efectos del cambio climático y el aumento de los riesgos de grandes incendios forestales.

El presidente, Pedro Martín, que ha comparecido ante los medios de comunicación junto a la consejera del área de Medio Natural y Seguridad, Isabel García, y el jefe de la Unidad Operativa de Incendios Forestales y Medios Asociados del Cabildo, José María Sánchez Linaje, ha señalado que Tenerife “está preparada” para este verano y que ninguna isla tiene un operativo como este.

La inversión, que viene en ascenso desde que comenzó el mandato, alcanza ya los 3,4 millones –frente a los 1,8 millones de 2019– e incluye este año como novedades la incorporación de tres drones con cámaras termográficas –con un coste de 15.000 euros– y la creación de un punto de recarga de agua para helicópteros en la zona alta de Candelaria (Chivisaya) que ha costado 200.000 euros.

Sánchez Linaje ha apuntado que de los 311 efectivos del dispositivo, 163 son propios del Cabildo y el resto de refuerzo para las épocas más intensas de trabajo, a lo que se suman dos helicópteros, catorce autobombas pesadas y tres nodrizas.

Ha indicado que los drones se utilizarán en los conatos para ir probando la herramienta pero el objetivo es que permitan “optimizar” el trabajo en los icendios forestales y especialmente durante la noche, cuando no se puede volar, y así afinar mejor el uso del agua.

Cara a este verano ha indicado que el año es “normal” desde el punto de vista hidrológico por lo que la campaña empieza de forma “muy buena”, si bien ha reconocido que es imposible predecir si va a haber grandes incendios dado que prosigue la tendencia a la falta de lluvias en el flanco sur y oeste de la isla.

Sobre los seis incendios que se registraron en el norte de Tenerife en 2020 ha apuntado que sirven de aprendizaje aunque fue un “episodio único” fruto de una “concatenación de circunstancias”, con más de 500 incidencias en seis horas y llegando a penetrar en zona urbana. “Fue una experiencia, todos aprendimos y nos coordinamos bien”, ha señalado.

Isabel García ha advertido de que cada vez los incendios son “más amplios y devastadores” debido al aumento de las temperaturas en las zonas altas y el abandono de las tierras de cultivo por lo que ha reclamado más “responsabilidad individual” y destacado el plan de reforestación y la coordinación y formación especializada con los equipos de Protección Civil.

TE RECOMENDAMOS