economía

Más de 1.000 trabajadores de Ryanair podrían ir a la huelga 6 días en verano

Acusan a la compañía de seguir sin aplicar la legislación española
trabajadores-de-Ryanair

Los sindicatos USO Sector aéreo y Sitcpla han convocado seis jornadas de huelga para los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair para exigir que la aerolínea retome las negociaciones que se venían manteniendo durante ocho meses para conseguir “cerrar un convenio y unas condiciones de trabajo dignas para toda la plantilla”. Los trabajadores de Ryanair afectados son más de mil.

Las jornadas de huelga están convocadas para los días 24, 25, 26 y 30 de junio y 1 y 2 de julio, con una duración de 24 horas, para las diez bases que la aerolínea tiene en España –Madrid, Málaga, Barcelona, Alicante, Sevilla, Palma, Valencia, Girona, Santiago de Compostela e Ibiza–.

La convocatoria estaría dirigida a entre 1.200 y 1.400 trabajadores de la aerolínea, según han explicado los representantes sindicales en rueda de prensa este lunes.

La secretaria general de la sección sindical de USO en Ryanair, Lidia Arasanz, ha señalado que los tripulantes de Ryanair continúan “siendo trabajadores de tercera”, ya que sus derechos “siguen sin respetarse”.

Arasanz ha explicado que Ryanair “ha forzado esta huelga” que tiene como objetivo volver a la negociación y que la compañía cumpla “con la aplicación de los derechos laborales básicos y las sentencias judiciales”, así como para “conseguir cerrar un convenio y unas condiciones de trabajo dignas para toda la plantilla”.

Según han informado, la compañía se levantó de la mesa de negociación con ambos sindicatos el pasado mayo tras la amenaza de paros este verano por parte de unos diez sindicatos europeos ante los “incumplimientos en materia laboral que sigue realizando la empresa”.

La compañía sigue “incumpliendo” los derechos de los trabajadores en todos los países en los que tiene bases en Europa, existiendo un descontento generalizado entre los sindicatos, que mantienen una comunicación “constante”. Por ello, es “posible” que se convoquen más movilizaciones en este territorio a lo largo de la temporada estival, aunque debido a las diferentes legislaciones entre países no siempre es posible coordinarse.

Además, tras este cese en la negociación, la compañía firmó un acuerdo con el sindicato CCOO. El vicepresidente de Sitcpla, Manuel Lodeiro, ha añadido que el acuerdo de CCOO, “sindicato sin implantación entre el personal de vuelo de Ryanair”, pero con representación mayoritaria en el personal de tierra, recoge “condiciones de trabajo ya conseguidas por Sitcpla y USO como resultado de las anteriores huelgas y reclamaciones judiciales”.

Ambos sindicatos interpretan que la compañía está tratando de “anularlos” ante la “negativa a firmar las condiciones precarias ofertadas, por reivindicar unas condiciones dignas de trabajo para los TCP y denunciar sus continuos incumplimientos”. Además, subrayan que el acuerdo de CCOO solo se aplica a trabajadores afiliados a dicho sindicato.

Mejoras que “no son tales” para los trabajadores de Ryanair

Sitcpla y USO han esgrimido que las mejoras que recoge dicho acuerdo “no son tales”. En concreto, resaltan que el aumento salarial de 1.000 euros en 2022 y de 800 para 2023 “se incluye en la sentencia ganada en la Audiencia Nacional por USO y Sitcpla que anula los recorte salariales aplicados ilegalmente al inicio de la pandemia”.

Además, la garantía del salario mínimo estaba en la mesa de negociación con USO y Sitcpla, “aunque en la actualidad sigue habiendo TCP con contratos por horas y que cobran por debajo del SMI”.

Asimismo resaltan que las 600 horas de vuelo garantizadas eran “una petición que USO y Sitcpla habían solicitado a Ryanair”, así como los contratos directos con Ryanair, sin intermediación de una agencia, que “fue un acuerdo logrado en 2019 e incumplido por Ryanair tras resoluciones de inspección de trabajo”.

Por otro lado, la programación fija de cinco días de trabajo y tres de descanso, “también ganada en la Audiencia Nacional”, es un “derecho que tenían los TCP y que Ryaniar eliminó, pero se ganó en la Audiencia Nacional por la modificación de condiciones impuesta ilegalmente”, han añadido. Todas estas medidas, solo aplicables a los trabajadores afiliados a CCOO.

Sigue sin aplicar la legislación española

Ambos sindicatos mantienen y critican que la aerolínea sigue sin acogerse a la legislación laboral española. En concreto, resaltan que siguen sin tener 22 días laborales de vacaciones al año ni 14 festivos nacionales.

También “se obstaculiza” el acceso a los derechos de reducción de jornada por guardia legal o cuidados de familiares, concreción y reducción de jornada y los trabajadores siguen sin recibir su nómina en el modelo legal ni en castellano.

Los sindicatos también han afeado que la compañía no respeta la normativa en prevención de riesgos laborales ni proporciona agua a los TCP en su puesto de trabajo, sino que les da “una botella rellenable” en las oficinas de la compañía en los aeropuertos, en ocasiones a una distancia de hasta 25 minutos de la puerta de embarque.

TE RECOMENDAMOS