la palma

Adfilpa, “al borde de la muerte”, espera por los fondos del Cabildo palmero

La entidad denuncia que, por segundo año, la política de la Consejería de Acción Social respecto a las subvenciones les ha llevado “al límite”, a recurrir a “créditos bancarios”
Adfilpa

La Asociación de Discapacitados Físicos de La Palma (Adfilpa) levantó ayer la voz, por segundo año consecutivo, debido a los métodos empleados por el Cabildo para la concesión de subvenciones. Desde la entidad aseguran que se encuentran “al límite y casi al borde de la muerte”, dado que, según señalan en un comunicado, no conocen “cuándo se entregarán los fondos” de una convocatoria “que finalizó en marzo de este año”. Es más, esta situación les ha llevado a “recurrir a cartas de créditos bancarios para poder pagar las nóminas de algunos de los técnicos” que les prestan servicios.

Ya en la pasada anualidad, la Dirección General de Coordinación y Apoyo a la Vicepresidencia del Gobierno de Canarias, que dirige Miguel Ángel Pulido (NC), fue la que permitió que Adfilpa supliera la escasez de fondos derivada del cambio de política del Cabildo respecto a la concesión de subvenciones, que generó protestas de distintas ONG. No obstante, en todo momento la consejera insular de Acción Social, Nieves Hernández (PP), defendió el modelo puesto en marcha por la Administración, aludiendo a que se trataba de una gestión más eficiente de los fondos y daba la oportunidad a otros colectivos.

“En reiteradas ocasiones hemos puesto sobre la mesa la necesidad de realizar cambios en el proceso y las bases reguladoras de la concesión de subvenciones, que se adapten a la realidad operacional de las asociaciones y que contribuyan a la continuidad y a su vez al bienestar de todos los usuarios y colectivos que son atendidos a través de la red de asociaciones”, resaltan desde Adfilpa. Sin embargo, sostienen que, “por el contrario, nos encontramos al límite y casi al borde de la muerte, y más aún con la incertidumbre de no conocer a ciencia cierta, a día de hoy, cuándo se entregarán los fondos de una convocatoria de subvenciones por concurrencia competitita que finalizó en marzo de este año”.

Es por esto que hacen un llamamiento “al entendimiento y empatía sobre nuestro funcionamiento en estos momentos tan difíciles”, puesto que, entienden, “la burocracia e indiferencia de las instituciones nos tienen heridos de muerte”. “Adfilpa y todas las asociaciones sin ánimo de lucro pueden sobrevivir y dar sus servicios gracias, principalmente, a las subvenciones. La efectividad de las mismas impactan totalmente en las actividades y servicios llevados a cabo”, subrayan, al tiempo que detallan que no han cesado su labor “durante seis meses, sin haber recibido los fondos” de su subvención “más importante”.

TE RECOMENDAMOS