sociedad

David, el empresario que aplica la jornada de cuatro días: buenos sueldos y viernes de playa

El director creativo de Brandsummit, un estudio de Valencia, ha desarrollado un método rentable de trabajo que acaba con la semana laboral tradicional
David, el empresario que aplica la jornada de cuatro días: buenos sueldos y viernes de playa

Si puedes hacer un trabajo de calidad, creativo y rentable en cinco horas, ¿para qué vas a estar ocho consumiendo tiempo y recursos? La jornada de cuatro días se empezaba a cocer…

Esa es la pregunta que se hizo David Baldoví, un empresario de Sueca (Valencia) que ha roto definitivamente con la barrera de los horarios. Baldoví es el director de Brandsummit, un estudio de diseño estratégico que abrió en sus puertas en 2014 y no para de crecer. La agencia es especialista en branding, packaging y digital para marcas de alimentación y bebida.

Brandsummit está junto a las Torres de Serranos de Valencia, en la calle Blanqueries, y la plantilla tiene “libertad total” de trabajo porque su jornada “es líquida y muy flexible”. Baldoví es ingeniero industrial y ha conseguido aplicar una metodología de ingeniería a un estudio creativo que le ha permitido desarrollar medidas de innovación organizativa.

¿Cómo? Midiendo el tiempo exacto que se dedica a cada uno de los proyectos. David dirige un equipo que trabaja con muchísima planificación. Tiene estructurado cada paso que se necesita para construir una marca o crear contenidos desde una perspectiva industrial.

“Trabajamos como si fuera un engranaje, todo tiene su secuencia, como cualquier proceso de ingeniería”, apunta a EL ESPAÑOL.

Su técnica se llama Do it clear (hazlo transparente, limpio). Y la metodología está basada en tres aspectos clave: libertad, responsabilidad y transparencia. Si alguna de estas patas se suelta, el método no funciona. Do it clear no consiste en que cada quien haga lo que quiera, sino en que cada quien decida cuándo y dónde hacer lo que debe hacer. “Hay reglas y objetivos definidos y herramientas que permiten garantizar que éstas se cumplan”.

Jornada de cuatro días

Se trata de una metodología que busca poner la responsabilidad en cada persona y el compromiso en el equipo, “creyendo que cada uno es lo suficientemente autónomo para gestionarse, a la vez que eres una persona empática y solidaria, dentro de una empresa que tiene plena confianza en ti y en tus facultades”. Va un paso más allá de la jornada de cuatro días porque su realidad se basa en la libertad total de horarios.

“Aquí no hay autónomos y el contrato formal es de 35 horas y jornada completa. Pero la media está entre 27 o 28 horas semanales. Lo único que pedimos es que el trabajo de la semana esté hecho con la calidad que exigimos, que es muy alta. Nunca le diré a un compañero que esté todas las horas trabajando sin motivo. Si acabas el jueves tus tareas, el viernes te vas a la playa o dónde quieras”. Y funciona.

TE RECOMENDAMOS