santa cruz de tenerife

El Pleno de Santa Cruz aprueba la subida del agua que la oposición tilda de “tarifazo”

Unanimidad para instar al Gobierno de Canarias a que incremente la subvención a la desalación para paliar el aumento en los costes
El Pleno de Santa Cruz aprueba la subida del agua que la oposición tilda de “tarifazo”

El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz, con los votos a favor del equipo de Gobierno (CC, PP y Evelyn Alonso) aprobó ayer el inicio del expediente para subir el precio del agua en Santa Cruz. Tal y como ya se había anunciado, el Consistorio inicia el camino para que, en septiembre, el recibo del agua suba cerca del 8%, tal y como denuncia la oposición, y lo haga de nuevo en enero, cuando se actualice al IPC de 2022 lo que podría suponer una subida de otro 16%. Así lo denunció ayer el PSOE, Cs y Unidas Podemos durante el debate del expediente, tildando la subida del precio del agua de “tarifazo”.


El edil de Servicios Públicos, Carlos Tarife, defendió que la subida del agua es un derecho que viene recogido en el contrato, que el acuerdo con Sacyr supone el desbloque de la inversión de más de 40 millones, y la consecución del vertido cero en 2025. Sobre este último punto destacó que “he solicitado a Emmasa que me informe sobre cómo van los tres proyectos en los que se va a invertir ocho millones en los próximos tres años, y el resultado es que todos tendrán el proyecto redactado el 31 de octubre de este mismo año”. Detalló que, “en lo referente a la estación de bombeo de Almáciga, se tardarán unos cuatro meses para tener la documentación, y la obra durará unos 15 meses; en el caso de San Andrés y el Suculum, se hará una nueva canalización hacia Cueva Bermeja, en una primera fase, y en una segunda se impulsará hasta el litoral, en unos 20 meses; y por último en Acorán se tardará 18 meses en tener estaciones de bombeo”.


A todo esto, añadió Tarife, hay que sumar la devolución del canon de unos 38 millones, que Sacyr cobró a Emmasa de manera irregular.


La respuesta de la oposición fue unánime en contra de esta subida de tarifas. Matilde Zambudio (Cs) apuntó que “si hay el más mínimo resquicio legal, vamos a parar esta subida” la que calificó de “atraco”.


La exalcadesa socialista Patricia Hernández recordó que todos los intentos anteriores de subir el agua apoyándose en la actualización del IPC han sido denegados por los tribunales. “Lo que hay qué preguntarse es por qué se ponen del lado de la empresa cuando tienen la justicia del lado del Ayuntamiento”. “Las inversiones las tienen que hacer por contrato y el dinero tiene que devolverlo porque lo mangaron”, apostilló.


El portavoz de UP, Ramón Trujillo, apuntó precisamente que Emmasa no ha entrado en pérdidas que justifiquen el desequilibrio económico que se alega para subir el agua. “En 2021 tuvieron beneficios, y si se le van a reintegrar los 38 millones, no hay ningún desequilibrio, así que no sé por qué no se tiene en cuenta ese dinero a la hora de hacer los cálculos”, dijo.


En lo que sí se pusieron de acuerdo los grupos, aunque no en los argumentos, fue en solicitar de forma unánime al Gobierno de Canarias que inste al Estado para que aumente la subvención por desalación, cuyos coste se han multiplicado por el incremento del recibo de la luz.

TE RECOMENDAMOS