incendio en tenerife

San Juan de la Rambla pedirá la declaración de zona catastrófica

El grupo de Gobierno reitera su preocupación por los "daños que este incendio produce en zonas frágiles y vulnerables de nuestra geografía"
San Juan de la Rambla pide la declaración de zona catastrófica
San Juan de la Rambla pedirá la declaración de zona catastrófica

El Ayuntamiento de San Juan de la Rambla, uno de los municipios afectados por el incendio declarado en el norte de Tenerife, solicitará al Gobierno la declaración del municipio como zona catastrófica, una petición que el grupo municipal hará efectiva cuando se pueda convocar un pleno, que tendrá lugar “en el plazo más breve posible”.

En un comunicado institucional, el grupo de Gobierno ha retirado su tristeza y preocupación “por los profundos daños que este incendio produce en zonas especialmente frágiles y vulnerables de nuestra geografía”. Asimismo, ha querido agradecer la sensibilidad y despliegue de medios gestionado por las administraciones encargadas de gestionar un incendio que también ha afectado a los municipios de Los Realejos y La Guancha y que tiene un perímetro de 20 kilómetros, según los últimos datos.

“El extremo este del incendio afecta considerablemente al Barranco Ruiz y sus aledaños, un espacio protegido y encuadrado dentro de la Red Natura 2000 como Sitio de Interés Científico, Paisaje Protegido y Reserva Natural. El flanco sur, hacia donde avanza en este momento irremediablemente, afecta a una parte del Parque Nacional del Teide, la zona conocida por La Fortaleza, y sus aledaños (Pico de Las Palomas), donde se encuentran restos arqueológicos de indudable interés. Dentro de la zona de pinar, además, se encuentra el Llano de La Matanza, hoy conocido por Espacio Recreativo de la Tahona, de indudable interés histórico dentro de la conquista de Tenerife. A estos cuatro aspectos medioambientales y etnográfico-históricos afectados (corona forestal, Espacio protegido Barranco Ruiz, Parque Nacional del Teide y elementos arqueológicos y etnográficos) hay que sumar las afecciones hídricas, que ya están pasando factura a nuestra población, así como los perjuicios respecto al uso, fundamentalmente agrícola y ganadero, de estas zonas, lo que nos hace temer elevadas pérdidas por el efecto del incendio”, detalla el comunicado.

TE RECOMENDAMOS