caso tradex

El caso Tradex se extiende a Gran Canaria con unos 20 afectados

El chiringuito financiero que ha dejado en Tenerife un ‘pufo’ de cuatro millones formaba a sus propios comerciales para captar cada vez más fondos y buscaba crecer en otras islas
El caso Tradex se extiende a Gran Canaria con unos 20 afectados
Ya se ha presentado una querella ante el Juzgado de Instrucción Número 1 de Santa Cruz de Tenerife. Fran Pallero

El llamado caso Tradex, una presunta estafa piramidal con varios centenares de tinerfeños afectados, cuyo agujero se estima en unos cuatro millones de euros, estaba comenzando a expandirse por otras islas, a tal punto que uno de sus comerciales llegó a convencer, como mínimo, a una veintena de nuevos clientes en Gran Canaria. Se trata de la primera ramificación conocida fuera de Tenerife de un caso cuya incidencia afecta, en su inmensa mayoría, a residentes en Santa Cruz y/o allegados de los mismos.

Tal actividad de Tradex en Gran Canaria se ha descubierto como consecuencia de las pesquisas impulsadas por parte de un grupo de víctimas de este sonado pufo financiero que se ha constituido en una Plataforma de Afectados representada legalmente por el abogado local Isaac Pérez (Sirvent&Granados), y que ha presentado la primera querella por esta causa, como adelantó este periódico. En dicha querella se pide al Juzgado de Instrucción Número 1 capitalino que se investigue al considerado como principal responsable, un canario de origen hindú llamado Mukesh D. (hoy en paradero desconocido) y a su pareja sentimental por la presunta comisión de los delitos de estafa continuada, blanqueo de capitales, organización criminal y contra los consumidores. Estos denunciantes solicitan, igualmente, entre otras medidas, que se intensifique la búsqueda del citado Mukesh, una fianza por cuatro millones de euros y el rastreo de bienes que puedan haberse adquirido con el dinero de los afectados, así como que testifiquen los colaboradores de ambos. Tampoco descartan la posibilidad de exigir responsabilidades a más personas conforme avance el caso.

Como en todo sistema piramidal, Tradex respondió inicialmente por los altísimos beneficios que prometía (entre 30 y hasta el 50% de ganancias para los que confiaron cantidades de 5.000 a 20.000 euros) con el dinero de nuevos clientes atraídos por supuestas inversiones en bolsa que en realidad nunca se hicieron. Como el chiringuito tuvo éxito de forma inmediata y creció desmesuradamente desde que arrancó en el verano de 2021 hasta desmoronarse a finales del pasado julio, todos los esfuerzos se dirigían a conseguir más y más clientes, para lo que llegaron a formar a sus propios comerciales. Por cada nuevo inversor, Mukesh pagaba 50 euros en mano.

Resta recordar que se teme que los afectados sean aproximadamente unos 400, aunque no pocos de los que confiaron su dinero a Mukesh lo hicieron con pagos en negro para eludir a Hacienda, lo que dificulta saber el alcance real del escándalo.

Piden una orden internacional para la búsqueda y captura de Mukesh

Los más de 20 afectados que se han unido en una Plataforma de Afectados por el caso Tradex temen que el fundador y principal responsable de dicho chiringuito financiero, Mukesh D., abandonase España al día siguiente de tener que salir de su sede tinerfeña protegido por agentes de policía ante la presencia de un grupo de inversores que intentaban recuperar su dinero tras empezar los impagos.

Tales hechos tuvieron lugar a finales del pasado julio, y desde entonces solo se sabe de esta persona que, apenas 24 horas después, cogió un vuelo hacia Madrid y, pese a tanta premura, se hizo una PCR antes de coger el avión. El dato ha alimentado los rumores que le ubican en Dubai, dado que Mukesh presumía de haber hecho negocios en dicho país. Por ello, la querella solicita al juzgado que acuerde su “busca, captura y detención internacional” para que haga frente a las responsabilidades que se le exigen.

TE PUEDE INTERESAR