sociedad

Los 11 consejos de Harvard para triunfar en tus relaciones sexuales

¿Cómo mejorar nuestra vida sexual? Una pregunta que podrían hacerse numerosas parejas, de forma más o menos abierta
Los 11 consejos de Harvard para triunfar en tus relaciones sexuales

¿Cómo mejorar nuestra vida sexual de forma satisfactoria? Una pregunta que podrían hacerse numerosas parejas, de forma más o menos abierta.

En su último informe de tendencias, Bumble apunta un cambio clave en la manera de abordar el tema: “La forma en que hablamos, pensamos y practicamos el sexo está cambiando. Cada vez somos más los que abordamos el sexo, la intimidad y las citas de forma abierta y exploratoria (42%) y el sexo ha dejado de ser un tabú, ya que más de la mitad estamos de acuerdo en que es importante hablar de los deseos y necesidades sexuales desde el principio (53%)”.

Un factor influye de forma clara en su percepción y práctica. En el Harvard Health Publishing, una de las páginas web de referencia de la Universidad, varios expertos lo recuerdan: “La disminución de los niveles hormonales y los cambios en el funcionamiento neurológico y circulatorio pueden provocar problemas sexuales, como disfunción eréctil o dolor vaginal”.

Aún así, recuerdan que “los factores emocionales de la madurez (mayor confianza, mejores habilidades de comunicación y menos inhibiciones) pueden ayudar a crear una experiencia sexual más rica, más matizada y, en última instancia, satisfactoria”. Al margen de los tratamientos, los expertos aseguran que algunos consejos pueden ser especialmente relevantes a la hora de mejorar la vida sexual, a cualquier edad. Descubre los 11 principales.

1. Informaos

Existen muchos materiales de autoayuda para cada tipo de problema sexual. Navegad por Internet o acudid a una librería, elegid algunos recursos que podéis aplicar y usadlos para ayudaros a estar mejor informados sobre el problema. Si hablar directamente es demasiado difícil, podéis subrayar los pasajes que os gustan especialmente y mostrároslos.

2. Daos tiempo

A medida que se envejece, las respuestas sexuales se vuelven más lentas. Podéis mejorar vuestras posibilidades de éxito al encontrar un entorno tranquilo, cómodo y sin interrupciones para tener relaciones sexuales.

Además, los cambios físicos en el cuerpo implican que necesitaréis más tiempo para excitaros y alcanzar el orgasmo. Pasar más tiempo teniendo sexo no es algo malo; incluir estas necesidades físicas en vuestra rutina puede abriros las puertas a un nuevo tipo de experiencia sexual.

3. Usad lubricante

A menudo, la sequedad vaginal que comienza en la perimenopausia se puede corregir fácilmente con geles lubricantes. Úsalos libremente para evitar que el sexo sea doloroso, un problema que puede suponer tensiones en las relaciones. Cuando los lubricantes ya no funcionen, comenta otras opciones con tu médico.

4. Mantened el contacto físico

Incluso si estáis cansados/as, tensos/as o molestos/as por el problema, besarse y abrazarse es esencial para mantener un vínculo emocional y físico.

5. Practicad el tacto

Las técnicas de enfoque sensorial que usan los terapeutas sexuales pueden ayudaros a restablecer la intimidad física sin sentiros presionados/as. Muchos libros de autoayuda y vídeos educativos ofrecen variaciones de estos ejercicios.

También puedes pedirle a su pareja que lo toque de la manera en que a él o ella le gustaría que lo/la tocaran. Esto le dará una mejor idea de cómo hacerlo.

6. Probad diferentes posiciones

Plantearse diferentes posiciones sexuales no solo incita a hacer el amor, también puede ayudar a superar los problemas. Por ejemplo, el aumento de la estimulación del punto G que se produce cuando un hombre penetra a su pareja por detrás puede ayudar a la mujer a alcanzar el orgasmo.

7. Apuntad vuestras fantasías

Este ejercicio puede ayudaros a explorar posibles actividades que creéis que podrían ser excitantes para vosotros. Intenta pensar en una experiencia o una película que te haya excitado y luego comparte tu recuerdo con tu pareja. Esto es especialmente útil para las personas con poco deseo.

8. Haz ejercicios de Kegel

Tanto hombres como mujeres pueden mejorar su condición física ejercitando los músculos del suelo pélvico. Para hacer estos ejercicios, contra tu músculo, como si estuvieras intentando detener tu orina. Mantén la contracción durante dos o tres segundos y luego suéltela. Repite 10 veces. Intenta hacer cinco series al día.

Estos ejercicios se pueden hacer en cualquier lugar: mientras conduces, está sentado/a en el escritorio o parado/a en una fila para pagar. Las mujeres pueden usar pesas vaginales para agregar resistencia muscular. Habla con tu médico o un terapeuta sexual sobre dónde conseguirlos y cómo usarlos.

9. Intentad relajaros

Haced algo relajante juntos antes de tener relaciones sexuales, como jugar o salir a cenar. O probad técnicas de relajación como ejercicios de respiración profunda o yoga.

10. Usa un vibrador

Este dispositivo puede ayudaros a conocer tu propia respuesta sexual y mostrarle a tu pareja lo que te gusta.

11. No os rindáis

Si ninguno de estos esfuerzos parece funcionar, no perdáis la esperanza. Un médico puede determinar la causa del problema sexual así como identificar tratamientos efectivos. Puede sugeriros que acudáis a un terapeuta sexual para entender el problema.

TE PUEDE INTERESAR