sanidad

Descubren la procedencia de los mosquitos del Zika cazados en Canarias

Basilio Valladares lamenta que “no se cumpla el Reglamento Sanitario Internacional” al zarpar los barcos “sin controlar la presencia de mosquitos en las bodegas y entre la carga”
Descubren la procedencia de los mosquitos del Zika cazados en Canarias
Los mosquitos ‘cazados’ cerca de los puertos de las dos capitales llegaron en buques desde Madeira. DA

Las enfermedades tropicales son una constante amenaza debido al cambio climático, que ha propiciado el aumento de los casos y que sus vectores se expandan por distintos territorios, a menudo por el impulso de la globalización que favorece la rápida dispersión de patógenos con el transporte de animales, plantas y mercancías, y el movimiento de personas.

Canarias, como plataforma tricontinental, no está exenta de los peligros que supone la llegada de nuevas enfermedades a nuestras Islas, con riesgo de transmitirse a las personas través de vectores como mosquitos, garrapatas, pulgas, piojos o moscas. El Archipiélago dispone desde 2013 de un Sistema de Vigilancia Entomológica, coordinado por la Dirección General de Salud Pública en colaboración con el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y de Salud Pública de la Universidad de La Laguna, con el objeto de detectar precozmente la posible aparición de vectores invasores, sobre todo mosquitos.

Hace un mes, la localización de varios ejemplares del mosquito Aedes aegypti en Santa Cruz de Tenerife y posteriormente en la terminal de cruceros del Puerto capitalino, puso de actualidad este problema. Previamente, en febrero de 2022, se detectaron en una avenida cercana al Puerto de Santa Cruz de La Palma. En 2017, la especie fue localizada en Fuerteventura, donde se logró erradicar.

Canarias está libre de esta especie de mosquito, pero debido al peligro de su importación existe una vigilancia entomológica reforzada en puertos y aeropuertos habida cuenta las comunicaciones regulares que mantenemos con lugares endémicos cercanos como Madeira (Portugal) y el archipiélago de Cabo Verde. Además, nuestras condiciones climáticas son idóneas para su expansión y establecimiento, siendo un mosquito ampliamente distribuido en el mundo. Está asociado a la transmisión de enfermedades víricas como el dengue, el zika, la chikungunya o la fiebre amarilla.

Muy expuestos

Basilio Valladares, catedrático de Parasitología de la Universidad de La Laguna, afirma que “estamos concienciados de la importancia de la vigilancia de vectores para evitar la entrada de estos tipos de enfermedades, ya que aunque no sean endémicas pueden asentarse aquí”. Recordó que “estamos continuamente expuestos”, ya que cada año ingresan personas, animales, plantas y mercancías “que portan enfermedades que no se asientan y establecen porque no hay vectores que los transmitan”, de ahí la importancia del control de mosquitos como el Aedes aegypti.

“Estamos vigilando y estudiando continuamente lo que entra en el Archipiélago para poder actuar. Además, tenemos un laboratorio de entomología médica que realiza este tipo de estudios” y puede identificar morfológicamente, mediante el uso de claves taxonómicas, extracción de ADN y técnicas moleculares, su procedencia. Por técnicas de amplificación de ARN “se descartó que porten enfermedades”.

Cuestionado por la detección de ejemplares adultos, huevos o larvas de mosquitos invasores, el fundador del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública afirmó que “por ahora se está realizando bien el trabajo de vigilancia y control, y los responsables de Salud Pública están pendientes y preocupados de resolver el problema antes de que se origine”. Sin embargo, el experto afirmó que “con tanto barco y crucero que llega ahora a los puertos de las islas”, en algunos casos desde territorios con mosquitos transmisores endémicos, “terminarán entrando”.

En este punto, lamentó que “algunas navieras no cumplen el Reglamento Sanitario Internacional”, y parten “sin tener la precaución de controlar la presencia de mosquitos en las bodegas y entre la mercancía”, y así “nos los traen”. Insistió en que “deben ser estrictos en el cumplimiento del Reglamento Sanitario que dice que cuando salen de un lugar como es Madeira tienen que fumigar para que el mosquito no viaje en el barco”.

TE PUEDE INTERESAR