El Cabildo habilita 240 plazas de atención domiciliaria especializada

El Cabildo de Tenerife, a través del Instituto de Atención Social y Sociosanitario (IASS), ha comenzado a prestar un servicio de atención domiciliaria especializada en toda la Isla con el que se promueve el cuidado por parte de profesionales de las personas en situación de vulnerabilidad sin que tengan que abandonar su hogar. En la presentación de este nuevo recurso participaron ayer el presidente insular, Pedro Martín; la consejera de Acción Social, Marián Franquet; la gerente del IASS, Yazmina León, y la responsable de la Unidad del Dependencia del Instituto, Beatriz Durán.

Martín explicó que se trata de un servicio personalizado que cuenta con un total de 240 plazas, de las que 190 están dirigidas a las personas mayores y las otras 50 a personas con discapacidad. “Es el primer servicio de estas características que se implanta en Tenerife para promover el bienestar de las personas más vulnerables a través de la atención por parte de profesionales del sector sociosanitario que actuarán según las necesidades requeridas en cada caso”, afirmó.

El presidente incidió en que este nuevo servicio de atención domiciliaria es complementario y mejora la ayuda domiciliaria que prestan los municipios, aportando una cartera de servicios especializados que hasta ahora no existían. “Buscamos, en definitiva, que la persona que recibe la prestación sea lo más autónoma posible y evitar alternativas como el traslado a residencias cuando lo ideal es seguir viviendo en casa, con su familia”, valoró. En esta misma línea, Marián Franquet señaló que el objetivo del Cabildo con este servicio “es adaptar los recursos a las necesidades que tienen las personas mayores, en cada una de sus etapas”, y no al revés.

“Nos hemos encontrado con personas que se han tenido que adaptar a los servicios que las administraciones les ofrecían y ocupar plazas residenciales cuando, con la atención adecuada, tenían posibilidades y querían permanecer en sus hogares”, añadió.

La gerente del IASS recordó, por su parte, que este servicio parte de un proyecto piloto en el que se habilitó un número reducido de 20 plazas restringidas, principalmente, al área metropolitana. “Ahora llegamos a toda la Isla, para que las personas que así lo deseen puedan permanecer en su hogar el mayor tiempo posible y disfrutar de sus familias y de su entorno”, indicó.

Adjudicado a la empresa Clece por un periodo de dos años, el servicio de Atención Domiciliaria Especializada cuenta con una financiación de 6.331.546 euros, de los que el 46% corresponde al Convenio de Dependencia firmado por el Cabildo y el Gobierno de Canarias y el otro 54% son fondos propios de la Corporación insular.

Las plazas de este servicio han sido otorgadas a las personas a las que se ha reconocido una plaza de Promoción de la Autonomía dentro de las listas de dependencia. Además, la Unidad de Dependencia del IASS ha reservado un porcentaje reducido de las plazas para atender casos de urgencia.

La cartera de servicios que recibe cada persona, según sus necesidades, incluye rehabilitación, promoción de la salud, apoyo psicosocial, fisioterapia, envejecimiento activo, integración sociocomunitaria y cuidado personal.

Se han hecho dos lotes. Uno para personas mayores, en el que se han destinado 90 plazas al área metropolitana, 60 a la zona norte y 40 a la zona sur. Y un segundo de 50 plazas, repartidas a partes iguales entre la zona norte, incluida La laguna, y el sur, incluido Santa Cruz.

TE PUEDE INTERESAR