fútbol

Luis Rubiales dimitirá mañana como presidente de la RFEF

Rubiales dimite antes de que el Consejo Superior de Deportes (CSD) tenía la intención de presentar denuncias correspondientes ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo el próximo lunes
Luis Rubiales. El Español

Sin salida social, deportiva ni política tras el beso no consentido a Jenni Hermoso, Luis Rubiales anunciará mañana su renuncia como presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF). Su mandato, que enfrentó diversas controversias a lo largo de cinco años, llega a su fin, siendo el inaceptable episodio del beso a Jenni Hermoso el detonante de esta decisión.

Esta determinación surge a raíz de la revelación de que el Consejo Superior de Deportes (CSD) tenía la intención de presentar denuncias correspondientes ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo el próximo lunes. El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, fue quien compartió esta información.

“El CSD tomará sus propias decisiones a partir del lunes, aunque esperamos que la Federación Española de Fútbol tome medidas antes”, explicó Iceta. “La RFEF sigue sus estatutos y protocolos, y el Gobierno informará al TAD sobre las denuncias presentadas”, sentenció.

Rubiales se encontraba en una situación complicada. Sus acciones en Sidney, particularmente el beso a la jugadora de la Selección, provocaron un repudio generalizado tanto a nivel nacional como internacional. Mientras la prensa foránea criticaba al presidente de la RFEF, en España las reacciones en su contra se acumulaban, acusándolo de “abuso”, “machismo” e incluso “violencia sexual”.

Para este viernes está agendada una Asamblea Extraordinaria en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, donde se abordará la polémica. Sin embargo, las entidades territoriales y algunos clubes de La Liga comenzaron a retirar su apoyo, empujando a Rubiales a tomar la decisión que se le exigía.

En las últimas 72 horas, diversas personalidades, desde políticos como Patxi López (PSOE), Cuca Gamarra (PP) y Yolanda Díaz (Sumar), hasta equipos como el Getafe o la Real Sociedad, demandaron su dimisión. El Consejo Superior de Deportes (CSD) recibió cuatro denuncias solicitando la inhabilitación de Rubiales: Sumar, la Liga F (Liga Profesional de Fútbol Femenino), Miguel Ángel Galán y Estrada Fernández.

La situación resultaba insostenible, tanto así que Félix Bolaños (ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática) declaró que el Gobierno intervendría si no se producían acontecimientos antes de la Asamblea: “Desde el Gobierno estamos siguiendo muy de cerca este caso porque las cosas no pueden quedar así. Desde luego, esperamos acontecimientos. Pero si no se producen, el Gobierno va a actuar. La posición la han marcado con mucha claridad tanto el presidente del Gobierno, como el ministro de Cultura y Deporte y el presidente del CSD. Esperamos que se produzcan acontecimientos y, si no, el Gobierno actuará”, afirmó.

TE PUEDE INTERESAR