arona

Una parada de guaguas indigna a usuarios de una calle de Arona

Vecinos y trabajadores reclaman a Arona que aclare si es legal un espacio para recoger y dejar turistas “desde hace años”. “No hay vado ni número de placa, solo un cartel”, aseguran
Una parada de guaguas indigna a usuarios de la calle Noelia Afonso
Una parada de guaguas indigna a usuarios de la calle Noelia Afonso, en Arona. DA

Residentes y comerciantes de la calle Noelia Afonso Cabrera, en pleno centro de Playa de Las Américas, piden al Ayuntamiento de Arona que aclare si es legal una parada de guaguas para vehículos turísticos en las proximidades del hotel Coral California, ya que, según aseguran, dicho espacio no cuenta con vado ni número de licencia en la placa, aunque hay colocada una señal vertical con el indicativo de estacionamiento de guagua y el pavimento está pintado con líneas amarillas.

Trabajadores y vecinos presentaron un escrito, acompañado de documentación, al Consistorio el pasado 26 de diciembre en el que solicitan “se tenga a bien por parte de las autoridades municipales iniciar los trámites para cambiar a uso público un espacio utilizado de forma privada a la altura del número 2 de la avenida Noelia Afonso Cabrera”.

Irene López Baños, que presentó el escrito en nombre de los afectados, manifestó ayer a DIARIO DE AVISOS que el Ayuntamiento aún no les ha respondido y señaló que solicitarán el informe firmado por el concejal de Tráfico que autorizó el alta de la parada “hace al menos cuatro años”.

MULTAS

La portavoz de los afectados subrayó la “indignación” de residentes y comerciantes de esta céntrica vía de Playa de Las Américas, a los que la Policía Local, recordó, multa si aparcan en este espacio, y se preguntó si “alguien está pagando” por hacer uso del aparcamiento “cuando no hay ni un vado ni un número de licencia en la placa”.

Irene López enfatiza que “el hotel tiene la posibilidad de que las guaguas con turistas entren hasta la puerta, pero es más cómodo así”, por lo que reclama que, “si no hay vado, se habilite una zona de carga o descarga o se destine a uso de cualquier automovilista”.

A la espera de la respuesta del Ayuntamiento de Arona, vecinos y trabajadores de la zona ya barajan nuevas acciones de protesta. Admiten que “la paciencia tiene un límite y somos muchos vecinos y comercios de todo tipo que estamos cansados de pagar impuestos para que luego pasen estas cosas”.

TE PUEDE INTERESAR