sucesos

“Atrapada” en un vuelo desde Tenerife, “temió por su vida” y la compañía lo negó: ahora pide una indemnización

Quiere una indemnización "por la aterradora experiencia vivida" en este vuelo desde Tenerife
"Atrapada" en un vuelo desde Tenerife, "temió por su vida" y la compañía lo negó: ahora pide una indemnización

Se llama Charlaine Seaward, tiene 24 años y en las últimas horas se ha viralizado después de que denunciara que “temió por su vida” en un vuelo desde Tenerife tras unas “vacaciones de chicas” en la Isla. La compañía desvela, por su parte, que puso todo a su disposición para que su experiencia fuera la mejor, incluso con asistencia médica.

Charlaine Seaward afirma que volvía de unas vacaciones de chicas en Tenerife el 14 de enero cuando, sin saberlo, embarcó en un avión que no pudo despegar por un fallo del aire acondicionado. “Tras 45 minutos encerrada en la cabina, el aire viciado me provocó hiperventilación y un ataque de asma”, según desvela Daily Mail.

Charlaine señala que cuando su inhalador “dejó de funcionar”, preguntó al personal de la aerolínea si podía salir del avión para “respirar aire fresco”, ofreciéndole una botella de oxígeno ya que descender de la aeronave suponía un problema de seguridad.

“Realmente creía que iba a morir”, afirma porque su ataque de asma empeoraba, llegando a marearse. Es ahí cuando la aerolínea indica que llamaron a los servicios médicos que lograron atender a la mujer. Una vez recuperada, pudo volar, recibiendo una indemnización por el retraso final, de más de tres horas, aunque, según el medio inglés, ella quiere una indemnización “por la aterradora experiencia vivida” en este vuelo desde Tenerife.

Después de la experiencia, Charlaine publicó un airado discurso en Facebook para advertir a los viajeros de que nunca volaran con la aerolínea de bajo coste y afirmó que otros pasajeros aterrorizados también “temieron por sus vidas” en esas condiciones.

La compañía confirmó que el vuelo se había retrasado debido a un “problema técnico menor” y que, para “minimizar las molestias”, los pasajeros permanecieron a bordo mientras los ingenieros revisaban el avión.

La aerolínea alegó que, como los médicos la declararon apta para volar y tomó el vuelo, Charlaine no tiene derecho a reembolso, pero sí a 261 euros (223 libras) por el retraso, aunque afirma que sólo ha recibido 50 libras.

TE PUEDE INTERESAR