sucesos

El barco de los “horrores” que lleva meses atracado en el puerto de Santa Cruz

El 'Sea Paradise' zarpó con 2.300 kilos de cocaína que debía trasvasar a otra embarcación en aguas próximas a Canarias. Sin embargo, un miembro de la tripulación truncó los planes
El barco de los "horrores" que lleva meses atracado en el puerto de Santa Cruz
El barco de los "horrores" que lleva meses atracado en el puerto de Santa Cruz. Puesto de Mando

El buque remolcador ‘Sea Paradise‘ se encuentra atracado en el muelle de Los Llanos del Puerto de Santa Cruz de Tenerife desde el pasado mes de noviembre. Zarpó en las Islas Vírgenes con bandera de Panamá y un objetivo claro: transportar a Europa un cargamento de 2.300 kilos de cocaína que debían trasvasar a otra embarcación en aguas próximas a Canarias.

Todo se complicó cuando uno de los diez tripulantes, de origen serbio, presuntamente disparó a uno de sus secuaces, arrojó el cuerpo al mar, secuestró al resto del grupo y se hizo con el control del barco, según informó la Policía Nacional el pasado 14 de febrero, tras el levantamiento del secreto sumarial.

El 'Sea Paradise' (en naranja) sigue atracado en el muelle de Los Llanos, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife.
El ‘Sea Paradise’ (en naranja) sigue atracado en el muelle de Los Llanos, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife

El secuestro

El ‘Sea Paradise’ ya estaba en el radar de la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, en el marco de la ‘Operación Neptuno’. Los investigadores tenían constancia de la operación delictiva y prepararon un dispositivo para evitarla, detener a los implicados e incautar las más de dos toneladas de cocaína.

No obstante, las autoridades supieron que se había producido un secuestro en la embarcación apenas unas horas antes del abordaje, viéndose obligados a actuar con mayor celeridad.

Se movilizaron los medios necesarios, entre ellos un equipo de pilotos especialistas de Vigilancia Aduanera, que transportó a una dotación del Grupo Especial de Operaciones (GEO), que completó el asalto y liberó a los ocho rehenes tras una larga negociación con el secuestrador, que finalmente dejó el arma y se entregó a las autoridades.

TE PUEDE INTERESAR