¡No es la rana, es la cazuela!

"La rana no murió a causa de la temperatura que alcanzó finalmente el agua, sino porque esperó demasiado, antes de decidirse a saltar fuera del agua"

Leones para un Pacto de Estado

Texto de la intervención del Presidente Ejecutivo de EL ESPAÑOL Pedro J. Ramírez, en la entrega de de Los Leones correspondientes al cuarto aniversario del periódico

La escalera de Rigoletto

Decía el padre de un amigo mío que determinados fariseos deben comerse las sagradas formas -él utilizaba una palabra más coloquial- "a puñados", para alimentar tanta hipocresía y desvergüenza