¿Golpistas o no golpistas?

…después mezclaron las palabras, o se escapaban las miradas. Algo pasó, no entendí nada” (Soy pan, soy paz. Canción argentina. Piero) Vengo de escuchar en los debates del Senado, un

La explicación que nos debe el Tribunal Supremo

Parece que es una fórmula casi litúrgica, una jaculatoria vamos, empezar a hacer cualquier comentario sobre el indulto (a los del procés, por supuesto) diciendo que fueron condenados por una

PP-Vox & Puigdemont (y Clavijo)

He puesto el título antes de escribir el artículo. El carro antes que la yunta. De forma que lo que venga a continuación tendrá que ver o no con el título

La tentación autoritaria

Populista es el discurso. Autoritaria, la forma de entender la sociedad y el poder. Pesimista, muy pesimista, su visión de la condición humana. Que el autoritarismo adopte el formato nazi/fascista,

Cazando a Coalición Canaria

Periodista: “¿Hasta dónde llega su nacionalismo?”. -Clavijo: “Como nacionalista que soy creo que Canarias debe ser un Estado Libre Asociado. Y lo creo firmemente.” -Periodista: “¿Estado Libre Asociado a quién?”.

Dejar las armas

Erase una vez, allá por los años 79-80, que recibí una llamada del abogado Cova Barroso. Era de parte de Antonio Cubillo, del que me dijo ser su amigo

¿“Podemos”, inhabilitado?

No sé ya qué es más preocupante: que el PP se crea sus propias excusas o que, sabiendo lo disparatadas que son, pretenda tomarnos el pelo a todos. Vienen desde

El Poder Judicial, en el epicentro

Expresiones de grueso calibre (a punta de pistola, golpe de estado...) criticando decisiones del Gobierno, en boca de representantes parlamentarios y medios informativos conservadores, forman parte de la cotidianidad de una democracia ya muy deteriorada

La libertad de Madrid, según el PP

La Comunidad de Madrid nunca envió a los hospitales privados los protocolos de triaje, según ha dicho en la Asamblea de Madrid el presidente de HM Hospitales, Juan Abarca: “No lo hubiéramos permitido”

Regreso a la barbarie

La involución política en España es un hecho. España, “ese bello y trágico país” (S. Zweig), se fue haciendo a sí misma al tiempo que dejaba su impronta en toda