sur

Los vecinos de Vilaflor sufren cortes de agua nocturnos desde hace un mes

Foto DA

La sequía de los últimos años y las roturas de las canalizaciones han obligado al Ayuntamiento de Vilaflor, un verano más, a cortar el suministro de agua entre las 11 de la noche y las 6 de la mañana. Las restricciones comenzaron a mediados de junio en la parte baja del municipio, concretamente en La Escalona, Ifonche y Jama, y una semana más tarde afectaron al casco urbano. Los vecinos se preparan para un duro verano, ya que todo hace pensar que los cortes de agua se mantendrán este mes y el próximo.

Las fugas en unas redes que el paso del tiempo ha deteriorado, la pérdida de caudal de las galerías por la falta de lluvias y las altas temperaturas de los últimos años están detrás de esta situación, que afecta a más de un millar de habitantes.

Según explicó a este periódico el primer teniente de alcalde, Luciano Marrero, el Ayuntamiento trabaja en varios frentes para intentar resolver el problema, con medidas como la compra de más agua, revisando y reparando las canalizaciones con pérdidas e intentando rehabilitar nuevos depósitos de reserva, como el de La Escalona, con capacidad de almacenamiento para 500 metros cúbicos de agua. Más allá de estas acciones, según manifestó Marrero, el Ayuntamiento chasnero ya cuenta con los permisos de Minas y del Consejo Insular de Aguas para proceder a la limpieza de la galería de El Pinalito, de propiedad municipal.

Retirar el ‘tapón’

Los trabajos, que empezarán a final de mes, según la previsión del Consistorio, consistirán en la retirada de un tapón que se ha detectado a 1.000 metros que se ha ido formando durante años por los desprendimientos del techo. Con esta acción, el Ayuntamiento confía en obtener “un poco más de agua”, que se almacenaría en los depósitos de Vilaflor, sin descartar que pueda derivarse a los estanques de La Escalona. “La idea es adquirir más agua, reparar las instalaciones y poner los depósitos en condiciones”, remarcó el primer teniente de alcalde, que señaló que este problema es una “prioridad” para el actual equipo de gobierno.
En los meses de verano, la mayor presencia de visitantes en Vilaflor, que se aprecia en más pernoctaciones en los hoteles rurales y un aumento de la clientela en los restaurantes, produce un notable incremento en el consumo de agua.

Más noticias
Fallece un motorista al colisionar contra una guagua en Tenerife
TE PUEDE INTERESAR