Crimen Los Realejos

Detenido por el asesinato de su expareja en Los Realejos

El sospechoso fue hospitalizado en estado muy grave al estrellarse mientras huía de la Guardia Civil por la TF-5

El presunto asesino junto a la hija y nieta de la victima. Esta última, fue la niña a la que él mismo trasladó a la casa de unos parientes antes de darse a la fuga por la TF-5
El presunto asesino junto a una de las hijas de la víctima y la nieta de esta. En un principio, se confundió a la joven de la foto con la víctima, en realidad una de sus hijas y de gran parecido físico. DA

Un varón de 68 años de edad fue detenido ayer por miembros de la Guardia Civil como presunto autor del fallecimiento de su exmujer sentimental, muerta a puñaladas en un domicilio de Los Realejos en la tarde noche de ayer. Tras el crimen, el sospechoso huyó del lugar. Antes de perpetrar los hechos, dejó a la nieta de la víctima en casa de unos parientes, una niña de 9 años de edad que él había reconocido como hija propia y cuya guardia y custodia estaba a punto de resolverse judicialmente en favor de la madre de la niña residente en Marbella e hija de la víctima.

Fue una de las hijas de la mujer presuntamente asesinada la que puso en alerta a la guardia civil. El presunto autor de los hechos emprendió una huida por la TF-5, conocida popularmente como la Autopista del Norte,  siendo perseguido por una patrulla de la Guardia Civil, hasta que el fugitivo se estrelló a la altura de Santa Úrsula, a resultas de lo cual sufrió graves heridas, siendo detenido en el acto y trasladado al Hospital Universitario de Canarias, donde permanece bajo custodia, tal y como informó desde primera hora DIARIO DE AVISOS.

Antecedentes

Los precedentes de lo que, como todo apunta, se trata del primer asesinato por violencia de género que tiene lugar en Canarias en lo que va de año, son los de una pareja con notable diferencia de edad entre ellos. Él ha sido identificado como Esteban H.D., de 68 años y nacido en Santa Cruz de Tenerife aunque vecino de Los Realejos -en la foto junto a una de las hijas de la víctima y la nieta de esta-. La fallecida es Jennifer H.S., de 46 años y nacionalidad venezolana. Estaba casada con el presunto asesino y a punto de iniciar los trámites de divorcio. Ella cuidaba de su nieta, una niña de 9 años de edad cuya madre se encuentra fuera de la Isla.

Jennifer H.S., asesinada este viernes presuntamente a manos de su ex pareja en Los Realejos (Tenerife). DA

El crimen

El escándalo originado por la bronca que tenía lugar en el número 17 de la calle de Las Arenitas, en el barrio de Las Llanadas, en Palo Blanco (en los altos de Los Realejos, y muy cerca del límite con el término municipal de La Orotava), alertó a la Policía Local, que se personó en el lugar apenas unos minutos después del aviso. Allí se encontraron con el terrible balance de este crimen: La mujer había fallecido como consecuencia de una agresión cometida por arma blanca.

De inmediato se echó de menos el vehículo propiedad del ahora detenido, y se procedió a comunicar el número de la matrícula, un aviso que luego resultó fundamental para lo que sucedió después.

El levantamiento del cadáver se llevó a cabo ya de madrugada. DA

Siempre con la precaución propia de la premura con que se informa, todo apunta a que la fallecida era quien cuidaba de la niña de facto, y para regularizar sus papeles en España habían optado por el referido reconocimiento como hija del que fuera pareja de la abuela.

La fuga

Tras dejar a la pequeña en la casa del Puerto de la Cruz y personarse en la vivienda de Los Realejos donde presuntamente cometió el asesinato, Esteban condujo hasta la TF-5, donde fue detectado por una patrulla de la Guardia Civil que inició su persecución. Todavía no eran las diez de la noche cuando el fugitivo, un hombre de 68 años, provocó un brutal accidente a la altura del kilómetro 28, en Santa Úrsula. Testigos del siniestro aseguran que el vehículo dio varias vueltas de campana. De su interior tuvieron que excarcelar los bomberos del Consorcio de Tenerife a Esteban, muy malherido según la primera asistencia ofrecida por miembros del Servicio Canario de Salud, quienes lo trasladaron después hasta el Hospital Universitario de Canarias. El detenido como presunto autor del homicidio descrito continúa en quirófano bajo estricta vigilancia de la Policía Nacional.

La investigación

Mientras la Guardia Civil se encargaba de capturar al sospechoso, entraban en acción los especialistas de la Policía Nacional, quienes recababan todo tipo de pruebas en el escenario del crimen. Se desconoce si han logrado recuperar el arma homicida, pero todos los indicios recabados apuntan a un asesinato por violencia machista. Anteriormente a estos hechos, la víctima había denunciado al presunto agresor por malos tratos. El acusado se disponía a aceptar la pérdida de la guardia y custodia de la niña, pero este extremo no se había podido consumar aún, ya que antes le quitó la vida a su expareja presuntamente.

Consternación

Como no podía ser de otra manera, tan dramáticos hechos provocaron la inmediata consternación entre familiares y amigos. La terrible noticia corrió como la pólvora por Los Realejos, donde su alcalde, Manuel Domínguez, declaró anoche a DIARIO DE AVISOS su “consternación por lo sucedido; parece que nunca va a pasar en tu pueblo y luego te enteras y te parte el alma”.

El primer edil del municipio norteño quiso enviar sus “condolencias a la familia, así como expresar mi firme convicción de que hay que seguir en la lucha contra esta terrible lacra social”. Asimismo, ha decretado dos días de luto oficial en el municipio, hoy y mañana, con banderas a media asta y los actos oficiales han sido suspendidos.

Primera muerte del año en las Islas por violencia machista

Jennifer, de 46 años, es la primera víctima mortal por la violencia machista en Canarias este año, o al menos es lo que se desprende de los indicios recabados en las primeras horas transcurridas tras el crimen. Durante 2017, cuatro mujeres fallecieron por esta causa en las Islas, tres en Tenerife y la otra en Gran Canaria.