ECONOMÍA

Los operadores perderán unos 100 millones de euros al limitarse el DUA a más de 150 euros

La medida del Gobierno para simplificar y abaratar el comercio electrónico equiparará a los canarios con el resto de europeos

18% es el incremento del volumen de negocio 'online' de 2014, al pasar de 378 a 447 millones de euros. / DA
18% es el incremento del volumen de negocio ‘online’ de 2014, al pasar de 378 a 447 millones de euros. / DA

Los canarios se han convertido, en pocos años, en verdaderos importadores. Sin embargo, la rápida proliferación del comercio electrónico en el Archipiélago ha venido acompañada de una sensación de frustración por las enormes dificultades con las que a menudo se encuentran los consumidores a la hora de traer un producto desde fuera de las Islas. Complicados trámites administrativos y elevados costes que hacen que muchas veces no sea “rentable” adquirir la mercancía y que Canarias se sitúe entre las regiones que menos compra por Internet, pues solo el 30,4% ha realizado compras online hace menos de un mes.

La principal dificultad es que Canarias tiene un espacio aduanero diferenciado del resto de la Unión Europea (UE). Esto nos da la gran ventaja de contar con un tipo impositivo del 7% frente al 21% que se aplica en la Península, pero obliga a cualquier mercancía que entra en las Islas a someterse a unos rigurosos controles aduaneros. Para solventar lo más posible estas trabas, el Gobierno regional decidió hace un par de semanas dar un paso de gigante y eliminar el autodespacho del Documento Único Administrativo (DUA) para las compras inferiores a 150 euros, que son la mayoría en las Islas. Solo las compras inferiores a este importe suponen más de tres millones de transacciones anuales en Canarias. Esta cantidad, multiplicada por la media de 30 o 40 euros por transacción que cobran los operadores por hacer los trámites aduaneros, arroja una cifra en torno a los 100 millones.

Pues bien, esta medida, que entrará en vigor de forma inmediata (una vez que se publique en el Boletín Oficial de Canarias), acaba de sopetón con este sobrecoste en las compras inferiores a 150 euros, lo que afecta, especialmente, a consumidores privados, que son los que adquieren mayoritariamente productos por debajo de este importe. Actualmente están exentas de todo trámite aduanero aquellas compras inferiores a 22 euros. Sin embargo, desde la Consejería de Hacienda afirman que han detectado que hay muchos usuarios que continúan presentando el DUA, casi siempre a través de un operador logístico, con el consiguiente sobrecoste.

[su_note note_color=”#d0d3d5″ radius=”2″]Rosa Dávila: “Ya no es necesario un intermediario”
La consejera regional de Hacienda destacó el trabajo conjunto entre las administraciones canaria y estatal, las asociaciones empresariales, organizaciones de consumidores y especialistas en materia tributaria “para sacar esta medida, muy compleja, adelante”. Esta disposición, explicó, “facilita los trámites del comercio electrónico , de forma que no sea necesario ir contra con un intermediario”, indicó la consejera.

Juan Fraterno: “La iniciativa no nos va a afectar”
El presidente del Colegio de Representantes Aduaneros explicó que la medida adaptada por el Gobierno relamente no les afecta económicamente, “puesto que nosotros intervenimos solo cuando se trata de mercancías incontroladas”. Se trata de una iniciativa, añadió, que afecta sobre todo a los operadores de transporte. “Si hubiera precio único, sería mejor”. [/su_note]

La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, explicó que eliminar las trabas es una de las prioridades del Ejecutivo porque “los canarios tienen el mismo derecho que el resto de ciudadanos europeos a participar en el negocio online, sin que el comercio tradicional salga perjudicado y sin que Europa deje de tratar al Archipiélago como un territorio diferenciado”.

En este punto, Dávila aclaró que eximir del trámite del DUA a compras inferiores a 150 euros no “exime de pagar el IGIC”. “El impuesto siempre va a tener que ser liquidado porque si no supondría competencia desleal para el comercio tradicional”. La consejera, que admitió el gran esfuerzo que ha supuesto adoptar esta medida dada su complejidad a la hora de aplicarla, explicó que en una economía de libre mercado hay espacios “que se escapan a la administración, como por ejemplo, las tarifas de las empresas de reparto que contrate el comprador”, donde el Gobierno no se puede meter.

Junto a esta medida de elevar a 150 euros el mínimo exento aduanero, el Ejecutivo también va a simplificar el modelo de autodespacho, ya que su complejidad hace que en muchas ocasiones los usuarios se vean obligados a contratar a un tercero para realizar el trámite, lo que eleva el precio final de la compra. La intención del Gobierno es sustituirlo por un procedimiento simplificado a través de un formulario web.

La tercera medida es establecer un mecanismo para que no haya que incluir el número de declaración sumaria a la hora de cumplimentar el autodespacho o, en su defecto, que sea la administración quien lo suministre. Es un requisito que en la actualidad es imprescindible en los trámites aduaneros. Se trata de un número necesario para poder levantar la mercancía. La mayoría de los compradores acuden a los importadores y exportadores para que les faciliten este dato, lo que supone otro gasto adicional.

A pesar de las trabas, los indicadores muestran que el comercio electrónico es cada vez más potente en las Islas.