El Sur también se atasca

Imagen de la autopista del Sur, entre Adeje y Arona, el pasado viernes a primera hora de la tarde. Sergio Méndez
Imagen de la autopista del Sur, entre Adeje y Arona, el pasado viernes a primera hora de la tarde. Sergio Méndez

Más de 75.000 vehículos circulan diariamente por la autopista del Sur entre los municipios de San Miguel y Arona, una densidad que coloca este tramo de la principal vía de circulación de la Isla entre los de mayor congestión del país. Miles de conductores sufren a diario las consecuencias de atascos kilométricos que les ocasionan graves problemas, entre otros, llegar tarde al trabajo o perder incluso un avión.

Esta cifra supone igualar los niveles de tráfico de justo antes de la crisis, en 2007, año en el que se alcanzó idéntico número de unidades en movimiento a la altura de Guaza, lugar donde el Servicio Técnico de Conservación y Explotación de Carreteras del Cabildo cuenta con una de las estaciones medidoras. Los Cristianos, con 60.000 vehículos diarios y el aeropuerto Reina Sofía, con casi 55.000, son las otras dos zonas de mayor intensidad circulatoria.

El tráfico se ha disparado en este punto en el último año. Los datos oficiales revelan que en 2015 circularon cada día casi 9.000 vehículos más que en el año anterior, es decir, un incremento del 12%. De mantenerse esta progresión en 2018 se alcanzaría la cifra de 100.000 unidades circulando. En los últimos meses alcaldes y empresarios han elevado la voz alertando sobre un previsible colapso circulatorio a corto plazo. Se quejan de que, a diferencia de lo que ocurre con la autopista del Norte, donde los atascos se producen a primera hora de la mañana, en la TF-1 el problema es ya a todas horas. El Cabildo también le ve las orejas al lobo y considera la obra del tercer carril entre San Isidro y Adeje como una prioridad en la planificación vial insular. Para el sector turístico la situación reviste una especial gravedad porque ocasiona un serio perjuicio a la marca como destino de calidad. Hay que recordar que a esta zona de la Isla llegan cada año cuatro millones de turistas. Los hoteleros no ocultan su preocupación y los turoperadores ya comienzan a quejarse.

Una de las voces más críticas es la de Victoria López, vicepresidenta de la patronal hotelera (Ashotel) en el Sur, que denuncia la “situación de colapso” que se está generando, “con grave riesgo para las emergencias, los desplazamientos y la imagen tercermundista para el turismo”. Las quejas también llegan desde el Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife (CEST), que la semana pasada transmitía su inquietud al presidente del Cabildo al entender que los atascos “ponen en peligro la economía de la Isla”. La patronal sureña pide que se priorice el tercer carril entre San Isidro y Adeje y que éste comience por el tramo mar. A su juicio, el problema será “mayúsculo” si no se empieza a actuar ya con las primeras partidas presupuestarias. Además, plantean una mejora de los accesos a Las Chafiras, Guaza, La Atalaya y Playa de Las Américas-Los Cristianos.

Los ocho alcaldes del Sur, que soportan directamente las quejas de los vecinos, conscientes del problema que se les viene encima, han colocado la demanda del ensanchamiento de la TF-1 en lo más alto de su lista de prioridades. El malestar de los ediles quedó reflejado en el último encuentro celebrado el 18 de marzo en Granadilla, en el que reclamaron que el desdoblamiento de la autopista, con un nuevo carril de ida y otro de vuelta entre San Isidro y Adeje, sea incluido como “obra de prioridad estratégica” en los planes del Gobierno de Canarias para acortar así los plazos para su construcción”.

En una reciente comparecencia en el Parlamento, la consejera de Obras Públicas y Transportes, Ornella Chacón, recordó que el proyecto está incluido en el anexo tercero del convenio de carreteras, actualmente sin dotación económica por los recortes del Gobierno central. La evaluación del coste de la obra supera los 125 millones de euros y abarcaría una extensión de 20´5 kilómetros, según las previsiones de la Consejería.

Convenio bloqueado
Desde el Cabildo, el director insular de Fomento, Miguel Becerra, explicó a este periódico que ya existe proyecto técnico con la correspondiente declaración de impacto medioambiental, que incluye los tres carriles de ida y vuelta entre San Isidro y Las Américas, además de la reconfiguración de los enlaces de Guaza y Las Chafiras. Ahora lo que falta es la financiación a la espera de que se desbloquee el convenio.

“Las vías de servicio nos parecen fundamentales porque una parte importante de los problemas del Sur es que muchos automovilistas circulan por la autopista para ir desde Guaza a Los Cristianos o de San Miguel a Guaza. El Cabildo lo que dice es que si el Gobierno de Canarias no lo saca, nosotros estaríamos dispuestos a prefinanciar la obra. Lo que pedimos es que lo saque ya porque no admite más demora”, manifestó Becerra. A su juicio, el problema más grave se produce en el enlace de Las Chafiras. “La solución es exactamente la misma que en San Isidro: un anillo circular más un puente algo más distante hacia el Sur y vías de servicio hasta Guaza para dar salida a los vehículos que realizan distancias cortas”, indicó.

[su_note note_color=”#d0d3d5″ radius=”2″]El Cabildo quiere que la seguridad priorice las nuevas inversiones

Para Miguel Becerra, director insular de Fomento, los criterios para establecer las prioridades a la hora de invertir en carreteras y autopistas deben regirse por las estadísticas oficiales de la Dirección General de Tráfico. “Los datos de la DGT en España de 2014 dicen que en Canarias hay 50 puntos negros, de los que 40 están en Tenerife, o sea un 80%. Pero es que de esos 40, un 66% están en la TF-1, concretamente en la zona de Las Chafiras, y en la TF- 5 (autopista del Norte), fundamentalmente en la curva de El Sauzal y en el tramo hasta La Laguna”, señaló el responsable del área de Fomento del Cabildo, que no se muerde la lengua a la hora de reclamar al Ejecutivo regional una mayor sensibilidad en la planificación de las inversiones en carreteras.

“Lo que le decimos al Gobierno de Canarias es que las estadísticas oficiales de la Dirección General de Tráfico deben ser el criterio de referencia para asignar las inversiones. Con estos datos sobre la mesa no puede ser que nos planteemos a qué isla le toca, porque estamos hablando de la seguridad. Esa es la gran prioridad”.[/su_note]

TE PUEDE INTERESAR