Canarias creará un grupo de trabajo para “monitorizar” los efectos del ‘Brexit’

El presidente del Gobierno se reúne con su Consejo Asesor con el fin de analizar las consecuencias de la salida del Reino Unido de la UE y la posible pérdida de los 8.000 millones de euros destinados a las RUP
Imagen del Consejo Asesor. | DA
Imagen del Consejo Asesor. | DA

El Gobierno de Canarias, junto a patronales y sindicatos, acordó ayer la creación de un grupo de trabajo para “monitorizar” los efectos que pueda tener en el Archipiélago el proceso de abandono por parte del Reino Unido de la Unión Europea (UE) y valorar sus posibles consecuencias, como la pérdida de entre 8.000 y 9.000 millones de euros de los fondos destinados a las Regiones Ultraperiféricas (RUP).

Según explicó el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, tras la reunión de su Comité Asesor, este grupo de trabajo estará coordinado por el consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, Pedro Ortega, y celebrará su primera reunión en el mes de julio, cuando se decidirá la periodicidad de los encuentros y si será semanal, mensual o trimestral. En la reunión del Comité Asesor también se acordó solicitar al Gobierno de España que Canarias pueda estar presente en el grupo de trabajo que se vaya a constituir porque, según Clavijo, “hay que estar presentes y atentos a cómo se va a negociar este proceso con la UE”.

No obstante, el jefe del Ejecutivo regional quiso lanzar un mensaje de “tranquilidad” ante la salida de Reino Unido de la Unión, puesto que se trata de un “proceso largo”, e indicó que después del “susto” que supuso el resultado del referéndum, “las cosas parecen que vuelven a su cauce y las Bolsas ya se están recuperando con subidas”.

En cuanto a su posible impacto en las RUP, Fernando Clavijo explicó que Reino Unido es un contribuyente neto de la Unión Europea y su salida podría dejar sin presupuesto en torno a unos 8.000 o 9.000 millones de euros. Eso haría que España, si se incorporan otros países de economías más débiles, pasase a ser un contribuyente neto.

En cualquier caso, el presidente destacó que Canarias cuenta con una oficina en Bruselas “muy potente”, con “muy buenos profesionales” que ya están acostumbrados a “bregar”. Además, quiso recordar que Canarias presidirá las RUP en 2018, coincidiendo con la negociación de los fondos del periodo 2020-2026. Según Clavijo, eso significará que las Islas “van a estar bien posicionada como comunidad autónoma, con acceso a todos los espacios donde se negocie”.

Por su parte, patronales y sindicatos también expresaron su tranquilidad ante el Brexit, dado que coinciden en que se trata de un proceso que no va a tener efectos a corto plazo. Respecto a sus posibles efectos en el sector turístico, el secretario general de CEOE-Tenerife, Pedro Afonso, señaló que, a corto plazo, el turismo está prácticamente cerrado hasta verano de 2017, por lo que existe “margen para acometer soluciones”, aseveró. Además, apuntó que el sector está trabajando no solo por el mercado británico, sino también en la diversificación y la mejora de la oferta por parte de las infraestructuras turísticas para que venir a Canarias siga siendo interesante.

En cuanto al sector primario, tan solo existe cierta preocupación en el sector del tomate, si bien Pedro Afonso afirmó que ya están acostumbrados a trabajar en entornos de la libra con “graves problemas”, y en el sector tabaquero, que si bien las exportaciones ya no son tan grandes, sí ha pedido el apoyo de la Consejería de Economía del Gobierno de Canarias. Por su parte, el secretario general de CC.OO. en Canarias, Carmelo Jorge, compartió el mensaje de tranquilidad porque “el nerviosismo no sirve para nada”, ya que a corto plazo “no va a haber un efecto de la salida de Reino Unido de la UE”, por eso valoró la constitución de este grupo de trabajo.

[su_note note_color=”#d0d3d5″ radius=”2″]Ejecutivo y Fecam pactan destinar parte del IGTE a empleo social
El Gobierno de Canarias y la Federación Canaria de Municipios (Fecam) acordaron ayer dedicar una parte de los fondos del extinto IGTE para 2016 a aumentar la partida destinada al plan de empleo social, que permite a los ayuntamientos contratar a parados de larga duración y escaso recursos. Actualmente, la financiación del plan de empleo social son unos 10 millones, con los que se realizan más de 3.000 contratos laborales entre las personas más vulnerables socialmente. Los ayuntamientos han transmitido al Gobierno que están en condiciones de gestionar hasta fin de año hasta 20 millones[/su_note]

TE PUEDE INTERESAR