POLÍTICA

“El empleo es solo una excusa para la Ley del Suelo; el verdadero interés es beneficiar a élites empresariales”

Federico Aguilera, catedrático de Economía Aplicada de la ULL, critica que la reforma legislativa impulsada por el Gobierno canario carece de un diagnóstico "serio y honesto" sobre los problemas que afectan a la mayoría de los canarios. Y acusa al Ejecutivo de "reírse del desarrollo sostenible".

Federico Aguilera Klink, catedrático de Economía Aplicada en la ULL. / ANDRÉS GUTIÉRREZ
Federico Aguilera Klink, catedrático de Economía Aplicada en la ULL. / ANDRÉS GUTIÉRREZ
Federico Aguilera Klink es catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de La Laguna, con una visión de la economía entrelazada con la ecología.  Una voz crítica desde hace años con  decisiones políticas que se alejan del desarrollo sostenible. Entre ellas incluye el anteproyecto de Ley del Suelo aprobado por el Gobierno de Canarias. En esta entrevista intenta desmontar algunas de las justificaciones que da el Ejecutivo para esta reforma legislativa,  como la necesidad de acabar con la “maraña” burocrática para crear empleo,  motivo que tacha de “excusa irreal” pues a su juicio el verdero objetivo es beneficiar  a “élites empresariales” para proyectos “insolidarios”.  Aguilera se muestra partidario de la supresión de la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC) pues sostiene que así se obtendrían recursos para implantar una renta básica que juzga “inevitable, necesaria y factible”.
– Esta nueva Ley del Suelo se ha justificado por razones económicas, para crear empleo…
“Yo diría más bien que es la excusa que emplea  Clavijo, ya que él dice que ‘necesitamos crear empleo y más recaudación fiscal’. Y ha afirmado que hay dinero, más de mil millones de inversión privada prevista que van a crear más de 15.000 puestos de trabajo. El presidente del Gobierno es muy poco realista en este sentido porque con esa inversión no se creará esa cantidad de puestos de trabajo, de acuerdo con datos de inversiones similares, y tampoco se sabe en qué tipo de actividades ni con qué costes sociales y ambientales. También Ricardo Melchior, cuando era presidente del Cabildo, afirmó que la construcción de grandes infraestructuras, como el puerto de Granadilla y el cierre del anillo insular de carreteras, aseguraban el pleno empleo. Siempre es la misma excusa, el empleo. ¿Quién se va a oponer a ella y a mostrar que es solo una excusa? “.
– La futura ley ¿cómo trata el objetivo del desarrollo sostenible?
“El desarrollo sostenible es otra excusa, también en la exposición de motivos,  para que parezca que hay una cierta preocupación ambiental. Desde mi punto de vista, lo que se consigue es lo contrario pues se evidencia una auténtica ignorancia. No hay desarrollo sostenible o proyecto de sostenibilidad que sea posible si no hay un claro deseo de convivir y de autolimitación en la lógica económica y en el estilo de vida y de consumo, que respete a la naturaleza, algo que a los inspiradores, autores y redactores de la Ley del Suelo ni se les pasa por la cabeza pues, claramente, su objetivo es hacer una ley que facilite el crecimiento económico, ignorando el medio ambiente, que beneficia a las élites empresariales como reconoce el propio presidente Clavijo, y que se basa en otra excusa como es la de que va a generar empleo”.
– ¿Hay vinculación entre ordenación del territorio y empleo?
“No necesariamente. Clavijo afirma que ‘esta Ley va automáticamente a generar empleo’. No es necesariamente cierto porque ya se puede invertir sin necesidad de esta Ley. Además, es que no falta suelo para construir, sino que sobra, de acuerdo con Faustino García Márquez. Los polígonos industriales están infrautilizados, con 8 millones de metros cuadrados no utilizados aún; hay mucho suelo turístico clasificado para 260.000 camas nuevas y suelo urbanizble, 50 millones de metros cuadrados. Y en 2011 había además 150.000 viviendas vacías en Canarias, tras el boom inmobiliario. Entonces cabría preguntarse, ¿cuál es el problema de suelo?”
-Pues se lo pregunto…
“Un empresario del sector turístico me decía hace unos años que estaban ganando muchísimo dinero y que los salarios tenían que haber subido ya hace tiempo. Y se sabe que es así, por mucho que lo niegue Ashotel. Y además se dice que hay que crecer a un ritmo tal para crear empleo. Pero se puede crecer sin generar empleo, lo estamos viendo. La mayoría de la gente está con empleo precario y con una indefensión tremenda. El gran empresario tiene problemas para invertir la RIC, lo reconocen ellos mismos. Pero son las pymes las que generan más empleo, pagan tres veces más impuestos que las grandes empresas (Informe de Oxfam) y tienen falta de liquidez. La conclusión es clara, hay que apoyar a las pymes en financiación y fiscalidad y no a las grandes empresas que generan menos empleo y tienen beneficios elevados. Y esto se puede hacer sin más suelo. Pues entonces, que se quite la RIC, que paguen impuestos y que se haga un diagnóstico claro del territorio en Canarias”
-O sea, que usted cree que tras esta reforma legislativa están los intereses de inversores acogidos a la RIC…
“Es una hipótesis pero seguro que hay más razones sobre lo que está realmente detrás. En cualquier caso entiendo que esta ley se hace en beneficio de los grandes empresarios que no saben en qué invertir. Por eso la reforma de la RIC de 2014 permite que se invierta en activos financieros, como el suelo, que se va a convertir en un objeto de especulación. Y a partir de ahí, a jugar al casino. Y eso no genera empleo. A Paulino Rivero lo visitaron los grandes empresarios pidiéndole que les buscara dónde invertir la RIC. “.
– Ha dicho usted: quiten la RIC… Una afirmación taxativa.
“Si se derogase la RIC para que los grandes empresarios pagaran los impuestos que les corresponden (que tampoco son muchos y que habría que aumentarlos) en lugar de dotar la RIC, con la que ya han dejado de pagar 30.000 millones de impuestos, podría haber más dinero para prestaciones sociales, desempleo y, en definitiva, para dotar una Renta Básica que es una medida inevitable, necesaria y factible. No se puede seguir engañando a la gente con la ilusión de que van a tener empleo si crecemos más, es una ficción. Además es que no sabemos en qué se ha gastado la RIC. ¿Por qué no nos lo dicen?”
– ¿Y qué le parecen esos procedimientos excepcionales que prevé la ley para encajar lo que no está planificado si es de interés general?
“Para encajar lo que quieran. Esa es una práctica habitual. No hay que olvidar que la declaración de interés público del puerto de Granadilla la hizo el Gobierno pero no necesita justificarla. Es decir, habrá proyectos que dirán que son de interés autonómico, insular, general, o…,solo ‘porque lo digo yo’. Y esto no puede ser. Dicen que la Cotmac no funciona, muy bien, expliquen por qué no funciona y cómo puede mejorar para que funcione”.
– La ley también se justifica como buena para el sector primario…
“Más excusas. Dicen que están muy preocupados porque los agricultores no pueden hacer obras, un muro… Pero luego se les puede imponer obras en suelo rústico y se les puede expropiar en nombre del supuesto interés insular o autonómico. Esto es un disparate. Santiago Pérez lo ha expresado recientemente con una enorme claridad”.
– El retraso en la planificación en Canarias, ¿se debe a la famosa maraña administrativa, a que se incumplen las leyes para intentar colar ilegalidades o a la Cotmac, osea, a  la burocracia?
“Yo le respondo cuestionando si esa pregunta que usted me hace se la ha planteado el Gobierno”.
– O sea, que a su juicio debería evaluarse de un modo riguroso cómo ha funcionado la Cotmac.
“Es lo mínimo, que se haga un diagnóstico claro. Para mi es una decisión autoritaria aquella que da la solución antes de definir el problema. Y esta es igual: se habla de una ‘maraña’ (pero no se dice que la han creado los gobiernos), se descalifica a la Cotmac y se insiste en que hay que crear empleo y aumentar la recaudación fiscal, todo sin evidencia empírica clara; luego hablan de un supuesto debate, que no lo es, pues un debate es otra cosa, y ya está, esta es su ‘democracia’, una tomadura de pelo”.
– Bueno, según la exposición de motivos de la ley es el exceso de normas, el exceso de burocracia, lo que frena el desarrollo económico…
“Que lo demuestren con claridad y que se haga un diagnóstico honesto”.
– También ha afirmado el presidente que quienes están en contra de la nueva Ley del Suelo que propongan entonces cómo piensan crear empleo…
“Ya lo he dicho antes, apoyando a las pymes, apoyando la agricultura local, que va a ser clave en un contexto de cambio climático cada vez más grave, apoyando las energías renovables y la eficiencia energética, apoyando el transporte colectivo, apoyando una renta básica o el trabajo garantizado, en suma, apostando por el deseo de convivir que es la base de un modelo que camine hacia la sostenibilidad. Hay muchas opciones pero no existen para este Gobierno que legisla para los grandes empresarios y que se ríe del desarrollo sostenible”.
– Ha dicho usted públicamente que el anteproyecto de ley no tiene en cuenta el cambio climático…
“Sí, porque se ignora la dependencia que tiene la economía del medio ambiente. Parece claro que se están tomando muy pocas medidas relevantes para frenar el cambio climático y que la situación es casi irreversible por lo que lo razonable sería empezar a tomar medidas ‘racionales’ para tratar de evitar daños muy graves en lugar de seguir creciendo como si no pasara nada, es decir, tendríamos que empezar a prepararnos para crear estructuras institucionales y económicas que atiendan a lo que se nos viene encima. No se olvide que el turismo puede ser la primera actividad que empiece a disminuir, por mucho que se hable de ecoturismo y cosas por el estilo, con un cambio climático que ya ha provocado la subida de 2 grados de temperatura, como señala Ferrán Puig”.
-¿Y usted cree que los ayuntamientos podrán asumir las nuevas competencias, elaborar y aprobar sus planeamientos?
“Creo que no, no son competentes, en el sentido de que la mayoría no tienen preparación ni medios para hacer eso. Además, es una entrega ficticia de competencias a los ayuntamientos, porque luego el Gobierno y los Cabildos les pueden quitar de un plumazo esas supuestas competencias para imponer usos calificados como de interés estratégico o similar, como acabamos de ver estos días”.
– ¿Qué cambios haría usted entonces en el anteproyecto de ley?
“No creo que haga falta una ley de esta envergadura para resolver determinados problemas con el suelo rústico, y si lo que se quiere es crear empleo, que se haga un buen diagnóstico, honesto y serio y se identifique el problema, porque se vería entonces que lo que hay que hacer  es una defensa seria de las pymes, como señalé antes”.
– ¿Y no es una futura ley también para las pymes?
“No, ni siquiera es para el sector primario, que es otra excusa, la cara amable de la ley, aunque habrá ‘agricultores’ que podrían beneficiarse de vender sus terrenos a precios más elevados”.
– Entonces usted propone no seguir adelante con el anteproyecto legislativo…
“Es necesario rechazarlo y volver a empezar, realizando un buen diagnóstico que muestre cuáles son los problemas que afectan a la mayoría de los canarios, no partiendo de excusas irreales para luego justificar proyectos insolidarios y en beneficio de las élites empresariales”.