GRANADILLA DE ABONA

Los trabajos del Circuito del Motor, en Atogo, comenzarán a final de mes

El alcalde de Granadilla anuncia la fecha después de que la empresa adjudicataria realizara unas “modificaciones puntuales” en el proyecto “para mejorar la seguridad del trazado”

Lugar donde está prevista la construcción del circuito más de 20 años después de gestarse el proyecto. Fran Pallero
Lugar donde está prevista la construcción del circuito más de 20 años después de gestarse el proyecto. Fran Pallero

Tras sucesivos anuncios y después de varios aplazamientos, las obras para construir el circuito del motor en Atogo (Granadilla de Abona) comenzarán a final de mes con el traslado de la flora afectada -tabaibas, sobre todo- a otro lugar del municipio, donde serán replantadas para su preservación y cumplir así con los requisitos medioambientales.

Así lo han comunicado los representantes de la empresa italiana Axia FRL, adjudicataria de los trabajos, al Ayuntamiento de Granadilla, según adelantó a este periódico su alcalde, Jaime González Cejas. Una vez que se termine el traslado de la flora comenzarán a trabajar las palas excavadoras en el desmonte de la parcela, que tiene una superficie de 1,3 millones de metros cuadrados procedentes de fincas adquiridas por el Cabildo.

La demora en el inicio de las obras está relacionada con “pequeñas modificaciones” del proyecto para mejorar su seguridad. Concretamente, la versión transmitida por la empresa apunta a un “cambio en la zona de boxes para ajustarlo a la rasante del circuito”, explicó González Cejas. “Esas pequeñas variaciones administrativas estarán resueltas a mediados de mes y la previsión que nos transmiten es que las obras se iniciarán antes del mes de agosto”, indicó el alcalde.

“Es un sueño que llevamos persiguiendo alrededor de 20 años. Cada vez que había elecciones parecía que iba a empezar, así que esperemos que esta vez, por fin, sea verdad”, dijo González Cejas, quien se mostró partidario de sacarle el máximo rendimiento posible a las instalaciones más allá de las competiciones oficiales de automovilismo.

“Nos gustaría que se le considerara como un parque de atracciones o un parque temático del motor, por lo que, además de albergar competiciones internacionales de velocidad, debería orientarse al entretenimiento para que el circuito fuera una instalación sostenible que genere actividad económica en el municipio y en la comarca”, señaló el alcalde.

Menos de dos años
Las obras tienen un presupuesto de 23 millones de euros y un plazo de ejecución de 21 meses, con lo que, si todo marcha según lo previsto, el circuito del motor de Tenerife estaría operativo para acoger las primeras carreras antes del verano de 2018. A la cantidad reseñada habría que añadir 2,4 millones de euros para la construcción de los accesos por el norte de la instalación, en la carretera Charco del Pino-Las Zocas, más 4,2 millones destinados a los equipamientos y un millón más a diversas mejoras propuestas por el concesionario como la sala de control, cámaras de seguridad, tramos de muro y reja perimetral y gradas modulares. También se acondicionará el acceso por la zona sur del recinto desde la autopista.

La longitud del trazado de la pista principal superará los cuatro kilómetros (4.067 metros) y contará con una recta de 820 metros. El diseño de la pista contará con diez curvas a la izquierda y cinco a la derecha y el sentido de la circulación será el contrario al de las agujas del reloj. Desde el Cabildo tinerfeño se destaca la actividad económica y la creación de empleo que generará el circuito, además del valor de oferta complementaria que supondrá para el turismo.