Bronca entre vecinos de un barrio de Los Realejos y el párroco por un pasodoble

Los vecinos no pudieron bailar el pasodoble 'Islas Canarias' antes de que la imagen retornara a la iglesia luego de la procesión

El presidente de la Comisión de Fiestas de La Zamora, Jonatan García Afonso, manifiesta el malestar de muchos vecinos porque durante la procesión de la Virgen de las Nieves, celebrada el domingo, se haya roto una tradición que lleva celebrándose desde hace 35 años en el barrio realejero como es la de bailar el paso doble Islas Canarias antes de que la imagen regrese a la parroquia tras haber salido en procesión.

“No es nada del otro mundo, pero el cura del barrio está en contra pese a que se lleva haciendo todo este tiempo y que el pueblo con su dinero y su trabajo construyó la iglesia y la imagen”, sostiene García.

El presidente niega que se trate de “una burla” dado que son los mismos cargadores los que la bailan. Añaden también que ya ha habido cinco párrocos “y nunca hubo ningún problema sino ahora con éste y un 4% de los vecinos que integran el grupo activo parroquial que formó el sacerdote y que son 21 personas entre las 3.000 que tiene el pueblo”, apostilla.

La petición, según consta en el escrito del Obispado con fecha 16 de agosto y firmada por el Vicario General, Domingo Navarro Mederos, fue realizada por el párroco Félix Manuel Santana Ramos. Según el documento, se asiste a un comportamiento “impropio” de una procesión cuando un grupo de personas la toma “en un tono amenazante” y la bailan al son del pasodoble un “baile digno para una verbena o similar” y en “un tono irreverente para los fieles católicos”.

Fuentes de la iglesia sólo se limitan a manifiestan que “la gente de fe y de la parroquia está muy triste por lo sucedido dado que la decisión de unos pocos ha terminado por afectar a muchas personas”.

CARTA DEL OBISPADO

TE RECOMENDAMOS