la matanza

Miguel Becerra garantiza una mayor seguridad en el sendero peatonal de la TF-217

El director insular de Carreteras reconoce que las nuevas vallas ocupan más espacio que las retiradas pero aseguran un paso mínimo

La sustitución de la valla de seguridad metálica de la Carretera General (TF-217) en La Matanza de Acentejo también supondrá mejoras para las personas que utilicen el paseo peatonal que discurre paralelo a la vía dado que “son más altas y los perfiles menos cortantes”, confirma el director insular de Carreteras, Miguel Becerra.

El responsable del Cabildo admite que ocupan un poco más que las retiradas pero se garantiza un paso mínimo de 75 centímetros, además de instalarse en puntos donde antes no existían, y donde “nada separaba la carretera del peatón con el riesgo que ello implicaba”.

En un principio, los trabajos contaron con la disconformidad del Gobierno local porque la obra, ejecutada por el Cabildo de Tenerife, “suponía estrechar el paseo peatonal que había acondicionado el Ayuntamiento con el objetivo de garantizar con ello la seguridad de los vecinos”, afirmaron desde el Ayuntamiento.

El malestar inicial del Ejecutivo municipal vino dado porque el Consistorio ejecutó con recursos propios ese paseo ganándole el máximo de espacio para que fuese accesible y transitable por personas con movilidad reducida y carritos de niño.

La actuación, que finalmente cuenta con el beneplácito de todas las partes, “se habló y pactó entre el ingeniero jefe de mantenimiento y el personal del Ayuntamiento de La Matanza, incluyendo dos concejales”, sostiene Becerra.

El Cabildo sustituyó las biondas actuales por unas que cumplen la normativa de seguridad para motoristas y mejoran la de los peatones. “Y si se ha ganado en estrechez es para hacerlo en seguridad”, subraya el director insular.
[su_note note_color=”#d0d3d5″ radius=”2″]
Los vecinos también se quejaron en las redes sociales[/su_note]
Los vecinos también se quejaron en las redes sociales de que desde que se acometió la obra “tienen que saltar obstáculos” o pasar de lado por una vía “que tiene un gran potencial paisajístico, económico y social” y por eso consideraron que las diferentes administraciones deben hacer mejoras para facilitar el tránsito peatona