El sector sanitario exige al Gobierno estabilidad para no mermar la atención

Colectivos profesionales y sindicatos piden priorizar las necesidades a la política y muestran su preocupación por el cambio en la Consejería
Un impulso efectivo a los hospitales comarcales de Tenerife es una de las reclamaciones de los trabajadores sanitarios. DA

Los cambios en el Gobierno de Canarias presidido por Fernando Clavijo han afectado, sin duda, al ámbito sanitario. La inestabilidad política en los últimos mandatos ha tenido sus consecuencias en el mencionado departamento paralizando algunas iniciativas y dejando en el aire otras tantas. Ahora, la ruptura en el Ejecutivo autonómico entre Coalición Canaria y el Partido Socialista, la cual se materializó hace ya algo más de una semana, ha dejado en el limbo a la Consejería de Sanidad, que estaba en manos del PSOE y está siendo tutelada, mientras se nombra un nuevo responsable, por la titular del departamento de Política Territorial, Nieves Lady Barreto.

Ante esta situación diferentes representantes del sector sanitario ha reclamado, en declaraciones a DIARIO DE AVISOS, más estabilidad, dado que, a su juicio, los principales perjudicados de esta situación son los pacientes, además de los propios trabajadores. Diferentes sindicatos y colectivos profesionales insistieron en la importancia de llegar a acuerdos consensuados de cara al futuro, no paralizar los avances realizados hasta el momento y seleccionar responsables en los que se priorice el perfil especializado en la materia, frente a la política.

Al respecto, el presidente del Colegio de Médicos de la Provincia de Santa Cruz de Tenerife, Rodrigo Martín, recordó que la Consejería de Sanidad ha sido tradicionalmente de las más perjudicadas por la inestabilidad política. Recalcó que ahora hay que esperar a que se nombre un nuevo responsable y ver qué decide hacer con los asuntos acordados previamente por su antecesor y el sector.

En esta línea, Martín citó entre los acuerdos que empezaban a avanzar, al menos hasta ahora, el impulso a los centros de salud paralizados en Tenerife, la normalización de la plantilla de profesionales eventuales (que asciende al 40% del total) con su correspondiente inestabilidad, o el avance de los hospitales comarcales del norte y el sur de Tenerife desde un punto de vista sanitario, ya que hasta el momento el mayor desarrollo ha sido el sociosanitario.

Otros de los asuntos sobre los que se estaba trabajando es la ampliación de recursos y personal en los servicios de urgencias de los hospitales tinefeños y la convocatoria de oposiciones cada dos años, “como así ocurre en todas las comunidades autónomas”, argumentó el presidente del Colegio de Médicos. “Ahora llega un consejero nuevo, hay que ver si estos puntos los va a continuar, tendrá que analizar la situación para ver cuáles son las necesidades y cuando nos vengamos a dar cuenta ya habrán pasado dos años, estaremos ante las puertas de unas elecciones y no se habrá hecho nada”, denunció.

Martín insistió en que la inestabilidad política ha sido una causa importante de que la atención sanitaria no sea tan buena como debiera, aunque precisó que hay otros factores como, por ejemplo, el presupuestario. Por último, el portavoz de los médicos tinerfeños indicó que los principales perjudicados son los pacientes, por lo que abogó por que sean especialistas en la materia las personas que ocupen los puestos políticos. Asimismo, Levy Cabrera, del Sindicato Médico, argumentó que han quedado pendiente del equipo saliente diferentes asuntos, algunos de ellos relacionados con la situación del personal y la convocatoria de nuevas oposiciones, además de solucionar de forma definitiva el examen convocado en 2007. Insistió en que el enfermo sí que padece esta crisis de gobierno, y puntualizó que hay que solventar aspectos como las listas de espera o la falta de dotaciones.

Una línea más o menos similar defendió el secretario general de Satse Canarias, José Manuel Llada, quien puntualizó que la inestabilidad se aprecia, sobre todo, en el ámbito laboral y se puede trasladar a la atención al paciente. Afirmó que ahora, con el nuevo equipo de gobierno hay que trabajar en sacar adelante varios asuntos sobre los que aún no había respuesta, como la convocatoria de oferta pública de empleo al analizar la situación de las plantillas y crear mesas de trabajo con los profesionales para avanzar en soluciones consensuadas entre todos los sectores.

Jaime Bethencourt, de Intersindical Canaria (IC), confirmó que la inestabilidad política tiene sus consecuencias en el sistema sanitario. “Creo que el PSOE no hizo lo suficiente para darse a valer y conseguir las partidas económicas necesarias para el sistema”, afirmó. Del mismo modo, insistió en buscar sustitutos “de perfil profesional” para la Consejería y que, además, mantenga una voluntad de solucionar la situación laboral y asistencial de la sanidad. Argumentó el representante de Intersindical que hasta ahora los llamamientos al Gobierno “han sido desoídos” sin resolverse los problemas planteados. Reclamó, así la racionalización de puestos funcionariales, reducir los conciertos con la sanidad privada y poner el sistema en la situación en la que se merece.

Referéndum de la plantilla del HUC para decidir el cese del gerente

El 12 de enero, los trabajadores del Hospital Universitario de Canarias (HUC) expresarán en referéndum su opinión acerca de la gestión del actual gerente y de su equipo directivo, y si deben dejar sus cargos.

TE RECOMENDAMOS