tenerife

El 90% de las mujeres prostitutas en el Sur son de origen extranjero

Solo en Arona, el municipio más poblado del Sur, existen 15 clubes, dos puntos en la calle, una veintena de pisos, seis chalés y otros tantos locales de masajes eróticos
Zona de prostitución en el Sur. DA

Nueve de cada diez mujeres que ejercen la prostitución en el sur de la Isla son de origen extranjero y la mayoría de ellas se encuentran en lugares alejados y cerrados donde les resulta complicado no solo encontrar otra fuente de ingresos económicos para ganarse la vida sin tener que vender su cuerpo, sino acceder al sistema sanitario.

Sólo en Arona, municipio más poblado del Sur, con 90.000 habitantes, existen 15 clubes, dos puntos de prostitución en la calle, seis chalés, una veintena de pisos y seis locales de masajes eróticos, según un reciente estudio de campo realizado por la Fundación Cruz Blanca, que establece dos zonas diferenciadas: la turística (más visible y que se da a plena luz del día) y la residencial de población migrante, que apenas tiene visibilidad.

Los últimos análisis revelan un cambio en el perfil de la mujer que ejerce la prostitución en el Sur. Hasta finales de los años 90 la mayoría que se dedicaba a esta actividad lo hacía para poder pagarse el consumo de drogas, un patrón que ha girado hacia la población inmigrante, pero también hacia las residentes españolas que habían dejado la prostitución y, ante la falta de oportunidades por la crisis económica, han vuelto a comerciar con su cuerpo. De ahí que desde diversos sectores sociales se reclamen “estrategias realistas” a las administraciones públicas, con planes y acciones de integración laboral y medidas de carácter social y sanitarias.

En ese sentido, el Ayuntamiento de Arona acaba de firmar un convenio de colaboración con la Fudación Cruz Blanca para facilitar la información fiable a las mujeres que ejercen esta actividad, y que incluye orientación y compañía para su incorporación al sistema sanitario público, asesoramiento para lograr una plena integración social y laboral y la realización de un seguimiento para detectar situaciones de trata de seres humanos, en coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Para ello, el programa cuenta con una unidad móvil que realiza dos rutas semanales y que visita una decena de puntos donde se practica la prostitución, además de diferentes espacios públicos abiertos en el municipio.

Un convenio que busca facilitar la incorporación social plena

El convenio firmado por la concejal de Servicios Sociales de Arona, Elena Cabello, y el director general de la Fundación Cruz Blanca, Miguel López, permitirá la atención de mujeres que ejercen la prostitución por especialistas de la ONG.

TE RECOMENDAMOS