Los Realejos

Ideas que se hacen realidad en Los Realejos

El pintado de unas escaleras urbanas de El Toscal-Longuera, a iniciativa de Macrina Rodríguez, una de las ganadoras del concurso de propuestas que el alcalde convocó en Facebook, empieza la próxima semana

La propuesta de Macrina pretende darle color a una escalera “gris”. DA
La propuesta de Macrina pretende darle color a una escalera “gris”. DA

Fue en febrero de 2016 cuando el alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, lanzó en su Facebook un reto a los vecinos: “Dejen volar su imaginación y planteen propuestas novedosas y únicas para el desarrollo del municipio por muy descabelladas que parezcan para poder hacerlas realidad”.
La ciudadanía no se hizo esperar y lanzó rápidamente sus iniciativas, que fueron muchas, aunque únicamente dos resultaron seleccionadas: la decoración de escaleras urbanas y la implantación de un observatorio de aves. Dos años después, la primera de ellas ya está aprobada y comienza a ejecutarse la próxima semana, según confirma el mandatario local. Fue él quien llamó especialmente a su proponente, Macrina Rodríguez Díaz, vecina de El Toscal-Longuera para confirmarle que había sido una de las elegidas, pese a que nunca imaginó que su idea podía convertirse en una realidad.
Macrina vive cerca del colegio de este núcleo. Su idea surgió al comprobar que el trayecto hacia el centro educativo, por el que transitan a diario cientos de personas, fundamentalmente niños, era “un poco gris”, y por eso sugirió darle color a las escaleras con dibujos del camino de la vida, de El Mago de Oz. La propuesta cumplía un triple objetivo: revitalizar la zona, promocionar el arte y transmitir en los más pequeños las enseñanzas motivacionales de este clásico sobre la emociones, los miedos, las decisiones, y la posibilidad de cumplir sus sueños.
La propuesta también recogía que fuera un artista local el que se encargara de realizar los dibujos y así será. El Gobierno municipal ha encomendado el trabajo al muralista urbano Adán Pérez Farrais, uno de los responsables de pintar la plaza trasera del Ayuntamiento, quien ultima el diseño con la idea de comenzar a trabajar en una semana en la temática propuesta.