Granadilla

El PSOE acusa al grupo de gobierno de pasividad con el deslinde de El Médano

El portavoz socialista, Juan Rodríguez Bello, cree que Coalición Canaria y el Partido Popular minimizan los efectos del expediente de Costas

Juan Rodríguez Bello, portavoz del PSOE en Granadilla de Abona. DA
Juan Rodríguez Bello, portavoz del PSOE en Granadilla de Abona. DA

El Grupo Municipal Socialista de Granadilla acusó ayer de “pasividad” al Gobierno local de CC y PP, al “minimizar” los efectos que tendrá el expediente de deslinde marítimo-terrestre del tramo de costa que abarca desde el muelle de El Médano hasta la playa de Pelada. Precisamente, el grupo de gobierno presentó ayer el recurso con las alegaciones que, entiende, vela por el interés general de los afectados por esta delimitación y defendió el Plan General de 2005.

El portavoz socialista, Juan Rodríguez Bello, lamentó ayer, en declaraciones a este periódico, que no se haya aceptado la moción presentada por su grupo argumentando que era “extemporánea”, “cuando la planteamos el 31 de enero, cinco días después de conocerse la noticia, y han convocado el pleno 20 días después, a solo 48 horas de que acabe el plazo de alegaciones”.

Rodríguez Bello acusó al grupo de gobierno de no abordar este asunto con la importancia que debería, tratándose de un expediente de recuperación de suelo público. “Cuantas más alegaciones haya, mayor fuerza habrá, y nos molesta el perjuicio que se puede causar a los ciudadanos no dándole la trascendencia que esto tiene. Argumentan que se han reunido con Costas y se les ha dicho de palabra que no se va a tirar ninguna casa, pero eso no se ve en el plano, hay edificaciones afectadas por la servidumbre de tránsito o por la servidumbre de protección”, advirtió el portavoz del PSOE, que recordó que “la decisión final no se tomará en Tenerife, sino en un despacho de Madrid”.

Rodríguez Bello critica la “pasividad” de CC y PP. “Actúan como si no fuera a pasar nada y estamos hablando de la mitad de El Médano, desde el muelle hasta Pelada, aparte de las posibles responsabilidades patrimoniales que pudiera tener el Ayuntamiento al conceder autorizaciones y licencias urbanísticas”.