La Laguna

La oposición pide que el alcalde se someta a una cuestión de confianza

XTF-NC, Unid@s se puede, Ciudadanos y Javier Abreu afirman que la reprobación del pleno del pasado lunes demuestra la precariedad y minoría del Gobierno municipal

Imagen de una sesión del Pleno de La Laguna. Sergio Méndez
Imagen de una sesión del Pleno de La Laguna. Sergio Méndez

La oposición en el Ayuntamiento de La Laguna considera que, tras la reprobación aprobada en el pleno del pasado lunes al alcalde, José Alberto Díaz (CC), por su negativa a poner en marcha los mecanismos de control fijados en la Ley de las Grandes Ciudades, el regidor local debe someterse a una cuestión de confianza. Así lo manifestaron ayer desde XTF-NC, Unid@s se puede, Ciudadanos y el concejal Javier Abreu.

En este sentido, el portavoz de XTF-NC, Santiago Pérez, afirmó que “en cualquier democracia sana esa reprobación del Pleno le llevaría a someterse a una cuestión de confianza, pero no lo hará”. A juicio del edil, la votación del pasado lunes “refleja que el Gobierno municipal está en una clara minoría” y en “precariedad absoluta”, así como que se trató de “una censura más que merecida, porque el alcalde no solo viene desobedeciendo los acuerdos del Pleno cada vez que no le convienen, sino también el reglamento orgánico de la Corporación cada vez que le da la gana”.

En esta línea, el portavoz de Unid@s se puede, Rubens Ascanio, indicó que “sería razonable que el alcalde se sometiera a una cuestión de confianza, desde que está implicado en causas como la del caso Grúas, pero también por la negativa gestión”. En cuanto a la abstención del PP en la votación de la reprobación, lo que hizo que lograra prosperar, el edil señaló que “es una buena noticia”. “Que decidieran cambiar en el último momento el voto que a priori tenían decidido, y abstenerse, es una señal de que en el Ayuntamiento se pueden hacer las cosas de otra manera. Me encantaría que el PP también diera un paso al frente a favor de la regeneración política en el Ayuntamiento”, añadió.

Mientras, Javier Abreu indicó que, después del resultado del pasado lunes, “lo lógico es que, si el alcalde tuviera dignidad, o se presentaría a una cuestión de confianza o dimitiría, porque es evidente que no cuenta con el respaldo de la mayoría del Pleno”. En cuanto a la abstención del PP en la votación, Abreu afirmó que el Partido Popular “tiene que ser valiente y respaldar una moción de censura”.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Teresa Berástegui, señaló que el alcalde “debería haberse sometido a la cuestión de confianza desde que se quedó en minoría y los asuntos del municipio no salían adelante”, pero “él esta arraigado al sillón”, criticó. La concejal también señaló que el PP debería “definir si está con el Gobierno o si considera que José Alberto Díaz debe irse, y si es así, que actúe en consecuencia”.

A este respecto, el portavoz del PP, Antonio Alarcó, enfatizó que no hubo “ningún cambio de opinión”, en cuanto a la abstención del partido en la reprobación al alcalde. “Están sacando conclusiones que son irreales, no hubo ningún cambio ni hay ningún tipo de problema entre los tres concejales” del PP, destacó. Además, puntualizó que “no fue una reprobación general al alcalde, sino que nosotros estamos también en contra de que no haya habido reuniones de las comisiones”. Por lo que, en cuanto a que José Alberto Díaz se someta a una cuestión de confianza, Alarcó indicó que “con el resultado [del pasado lunes] no le veo motivo”. “Cuando uno quiere reprobar a un dirigente, que plantee una moción, sin mezclar con nada”, añadió. Sobre la posibilidad de que el PP apoye una moción de censura, indicó que “es un instrumento democrático que nunca despreciamos, siempre y cuando tenga motivos. Tiene que haber 14 firmas, un programa y un candidato”, respondió Alarcó.