Educación

Premian a estudiantes del Colegio Alemán de Tenerife en un encuentro internacional en la ONU

Los alumnos, que tenían que representar los intereses de varios países, debían lograr el máximo apoyo de otras naciones, forjar alianzas y conseguir la votación de resoluciones en la Asamblea General

Los alumnos premiados. / EP
Los alumnos premiados. / EP

Catorce alumnos de Bachillerato del Colegio Alemán de Tenerife han sido premiados en un encuentro de estudiantes celebrado en la sede central de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de Nueva York.

El grupo recibió un premio por su participación como colegio extranjero y uno de sus alumnos, Pablo Maristany, obtuvo un galardón por su trabajo centrado en la Corte Penal Internacional.

El ‘National High School Model United Nations’ (NHSMUN) es la conferencia más grande a nivel mundial de simulacros de la ONU y cientos de colegios y unos 2.500 estudiantes de todo el mundo, se reunieron hace dos semanas en un ejercicio de política internacional, resolución de problemas y diplomacia.

Los debates se desarrollaron en inglés y se centraban en cuestiones actuales de política y diplomacia internacional.

A los jóvenes tinerfeños les tocó representar los intereses de Noruega, Brasil y Kazajstán. El objetivo era lograr el máximo apoyo de otros países, forjar alianzas y conseguir la votación de resoluciones en la Asamblea General y otros organismos de las Naciones Unidas, como el Consejo de Seguridad y la Corte Penal Internacional, resalta el colegio en un comunicado.

El trabajo inicial se desarrolla en comités, donde se debaten y elaboran las propuestas de resolución.

Así, los alumnos tuvieron que buscar compromisos y encontrar soluciones internacionales a problemas comunes, a la vez que se ejercitaban en oratoria y capacidad de negociación, con sesiones que se prolongaron hasta casi la medianoche.

El tercer día hubo incluso una ’emergencia’ pues los representantes de Kazajstán –dos alumnos del Colegio Alemán– tuvieron que acudir a medianoche a una sesión de crisis en el Consejo de Seguridad, donde tuvieron que reunirse durante varias horas más.

Los alumnos del colegio ya participaron en octubre en una conferencia similar a nivel europeo celebrado en Múnich (Alemania) y para viajar a Nueva York se ocuparon de parte de la financiación: encontraron patrocinadores, organizaron un sorteo en el mercadillo de Navidad y una barbacoa en el día de puertas abiertas del Colegio Alemán, aparte de contar con el apoyo de sus padres y del centro.

Además de debatir y participar en la conferencia, los alumnos tuvieron la oportunidad de conversar con diplomáticos de la ONU, así como de conocer las instalaciones de la sede de Naciones Unidas, como la antigua e icónica sala de la Asamblea General, donde tuvo lugar la inauguración del certamen.