Buenavista del Norte

El barranco de Masca se abrirá cuando estén regulados los aparcamientos

Los vecinos y la alcaldesa acuerdan una ordenanza con un límite máximo para estacionar y un bono de transporte público para quienes bajen a la playa

A la reunión acudieron cerca de 30 vecinos. DA

La alcaldesa de Buenavista del Norte, Eva García, se comprometió con los vecinos de Masca a abrir el barranco cuando existan condiciones mínimas de regulación que no perjudiquen al caserío. “Eso será, previsiblemente en agosto”, declaró a este periódico el presidente de la asociación de vecinos, José Riquelme. Lo hizo tras la reunión mantenida el miércoles por la noche con la mandataria a la que acudieron unos 30 vecinos para consensuar una serie de medidas que reduzcan la afección en el caserío.

Entre otros compromisos, se alcanzó dictar una ordenanza que establezca un máximo para aparcar con el fin de evitar que el flujo turístico que baja al barranco y a la playa, deje su coche y obstruya los estacionamientos para la población que únicamente acude a ver Masca.

También se promoverá que las personas que accedan a estos dos lugares lo hagan en transporte público, con un bono especial que deberá emitir tanto la empresa pública de guaguas TITSA como los taxis. Asimismo, se construirá un paseo peatonal en el trozo de carretera que une los dos grupos de casas de El Turrón y La Piedra, en el que conviven vehículos y peatones y se construirán aparcamientos en el primer núcleo, dos demandas muy antiguas de la población.