Santa Cruz

El IMAS solicitará una prórroga par el desahucio de Pepe y le ofrece una plaza en una residencia

La senadora socialista Olivia Delgado, lleva al Senado el caso de José Martín Calderón, que, con una discapacidad del 67% y una pensión de 368 euros va a ser desahuciado

Óscar García (i), ayer, junto a José Martín Calderón, tras la reunión que mantuvieron con los técnicos del IMAS. / DA

José Martín Calderón acudirá el próximo martes al juzgado de primera instancia de Santa Cruz para solicitar un aplazamiento de la orden de desahucio que pesa sobre él por no pagar el alquiler. Pepe, como lo conoce todo el mundo, y de cuyo caso se hizo eco DIARIO DE AVISOS esta misma semana, tiene una discapacidad del 67%, que le afecta tanto física como psíquicamente, lo que casi le hace imposible enfrentarse a este tipo de trámites él solo. Desde el Ayuntamiento de Santa Cruz y a través del área de Asuntos Sociales, se han comprometido a acompañar a Pepe el próximo martes para que solicite una prórroga de un mes. Además, el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) se ha comprometido a tramitarle una plaza en una residencia.

Ayer, Pepe se reunió con el concejal del área, Óscar García, y el los técnicos del IMAS, para ver cómo afrontar el desahucio y la búsqueda de un nuevo hogar. Según detalló el edil, inicialmente este vecino de Santa Cruz ha aceptado la mediación del IMAS aunque, “nos ha pedido una semana de margen para intentar encontrar otro piso de alquiler por sus propios medios y eso es algo que vamos a respetar”, detalló García.

El Ayuntamiento también ha puesto en marcha los mecanismos para poner en marcha de nuevo la ayuda de alquiler social para que pueda hacer frente a otro arrendamiento si logra encontrarlo ya que, con la pensión de 368 euros que cobra, le resulta casi imposible hacer frente a los pagos y comer, como él mismo afectado reconoce.

La intervención del Ayuntamiento es vital para que Pepe acceda a alojarse en una residencia ya que, tal y como defienden los vecinos y el propio IMAS, sería el mejor recurso ante el grado de discapacidad que presenta. “De momento es reacio a alojarse en una residencia pero nuestros técnicos consideran que dada su situación y su edad lo mejor para él es que pueda acceder a este tipo de recursos”, detalló el edil de Asuntos Sociales. “Nosotros le hemos ofrecido tramitar una plaza en alguna de las residencias con las que colaboramos pero su acceso a la plaza tiene que ser siempre por voluntad propia, no vamos a obligarlo”, añadió García.

El lanzamiento de José Martín Calderón de su actual vivienda en Barrio Nuevo está fijado por el juez para el próximo 20 de abril, dos días antes de su cumpleaños. El IMAS está convencido de que no habrá problemas para que el juzgado conceda el aplazamiento.

Si Pepe no consigue el alquiler que busca en otra parte de la ciudad, García confía en que acabe aceptando la propuesta del Ayuntamiento de irse a una residencia. El concejal insistió en que los servicios sociales están al tanto de la situación de este vecino desde que en 2013 sufriera otro desahucio, esta vez de una vivienda en el barrio de Salamanca. Entonces, Pepe pagaba el alquiler gracias a su hermana, la misma que se llevó a su madre, Blanca Calderón, a Madrid, donde la abandonó en una residencia, tal y como ha contado DIARIO DE AVISOS. La hermana dejó de pagar su alquiler cuando las cosas se torcieron y a su madre la ingresó en un centro de la Comunidad de Madrid.
Estos días, doña Blanca vive esperando por la promesa del Gobierno de Canarias y del Cabildo de Tenerife de que la traerían de vuelta a la Isla. Con la dependencia concedida y sus 87 años, doña Blanca no sabe a qué esperan para traerla a casa.

Senado

El pasado miércoles, la senadora del PSOE, Olivia Delgado, se hacía eco del caso de Pepe durante su intervención en el Senado, donde presentó una moción en la que instaba al Gobierno a la adopción de determinadas medidas para evitar repercusiones de las desigualdades laborales en las pensiones de las mujeres. Delgado puso como ejemplo del empobrecimiento y la falta de atención del Estado hacia los más débiles, el caso de este vecino de Santa Cruz, con una pensión de 368 euros, una discapacidad del 67% y una orden de desahucio.

La senadora socialista criticó la reforma laboral aprobada por el PP que ha empobrecido a los trabajadores y que además los ha desprovisto de una pensión digna gracias a los condicionantes introducidos en esa reforma.

Delgado señaló en redes sociales, tras haber defendido su moción en el Senado, que, “seguiremos trabajando, llevando la vida de estas personas al debate político porque nosotros sí creemos en las políticas sociales”