Arona

“El retraso del hospital es vergonzoso, el ejemplo más claro de la dejadez de CC con el Sur”

Empezó en política en 1999 en las filas del Partido Popular, formación en la que ha llegado a ser diputada nacional en la X legislatura (2011-2015), “la de los recortes, los escraches y el cambio del rey”, recuerda Águeda Fumero, actual portavoz de la segunda fuerza política en Arona

Águeda Fumero, presidenta del Comité local del Partido Popular en Arona. Andrés Gutiérrez
Águeda Fumero, presidenta del Comité local del Partido Popular en Arona. Andrés Gutiérrez

Empezó en política en 1999 en las filas del Partido Popular, formación en la que ha llegado a ser diputada nacional en la X legislatura (2011-2015), “la de los recortes, los escraches y el cambio del rey”, recuerda Águeda Fumero, actual portavoz de la segunda fuerza política en Arona, consciente de que aquella fue una de las etapas más convulsas de este país, en pleno vórtice del huracán de la crisis económica y financiera. Ahora, esta emprendedora de 44 años concentra sus esfuerzos en las elecciones del próximo año en su municipio, a la espera de que sea nombrada oficialmente candidata a la Alcaldía.

-Recientemente fue elegida presidenta del Comité local del PP en Arona. ¿Significa que repetirá como candidata a la Alcaldía en 2019?

“Mis compañeros me han elegido de forma mayoritaria para dirigir el partido, y ese es el gran reto que he asumido con un gran equipo detrás. Hemos incrementado en el 42% el número de afiliaciones en los últimos tres años y contamos con presencia en todos los barrios de Arona”.

-¿Pero se puede dar por segura su candidatura?

“No. Respeto a los órganos del partido y seré candidata si el partido así lo quiere, empezando por el pronunciamiento del comité local. Al ser un municipio con más de 50.000 habitantes, la decisión final corresponde a las direcciones insular y regional”.

-¿Y usted tiene ganas?

“Si mis compañeros, desde el comité local a la dirección regional, me apoyan, daré un paso al frente. Quien me conoce sabe que me gusta liderar proyectos, pero arropada por los mejores equipos”.

-¿Cómo evalúa la gestión del actual grupo de gobierno municipal formado por PSOE y Ciudadanos por Arona?

“Decepcionante, porque después de casi tres años de mandato no existe un plan de gobierno. En Arona ahora gobierna la inercia. En la misma noche electoral llamé al actual alcalde para felicitarlo y asegurarle que el PP no se iba a prestar a ninguna combinación para impedir que gobernara el partido más votado a pesar de que me habían ofrecido la Alcaldía. Yo le di mi palabra de que eso no ocurriría porque el pueblo había pedido un cambio, y siempre agradeceré a nuestro presidente insular, Manuel Domínguez, que respetara nuestra autonomía. El primer año, el PSOE estuvo más pendiente de que no le presentaran una moción de censura que de los problemas de los ciudadanos, por eso aplaudí el pacto con CxA, pero el documento que firmaron era una tomadura de pelo. No se plasmaban objetivos, sino el reparto de las áreas de gobierno”.

-La moción de censura en Granadilla presentada en 2016 por CC y PP supuso un terremoto político en Canarias y, de hecho, acabó rompiendo el Gobierno regional. ¿Hubo movimientos en Arona en esa misma dirección? ¿Se dirigieron a usted?

“Después de los resultados electorales de 2015, nunca más. No sé si fue porque cuando mandaban algún recado se encontraban siempre con la misma respuesta”.

-¿Cómo analiza el boom demográfico de Arona, el tercer municipio de Tenerife, que va camino de los 100.000 habitantes, y sus efectos sobre el territorio y en los servicios?

“Arona, al igual que todo el Sur, ha registrado un crecimiento en los últimos años muy rápido que no ha ido acorde con las necesidades de esa población a la que hay que prestar unos servicios de calidad. A eso hay que unir el millón y medio de turistas que llegan al municipio cada año. Hablamos de diferentes culturas, diferentes religiones… Es una realidad que hay que gestionar desde la responsabilidad, tanto desde el grupo de gobierno como desde la oposición. Para ello hay capacidad económica en el Ayuntamiento, pero se debe saber lo que se tiene y, sobre todo, a dónde se quiere ir, es decir, cuál es el modelo de ciudad para el futuro”.

-¿Cuáles son ahora mismo las prioridades del municipio?

“Arona debe convertirse en un referente para la Isla y para Canarias, empezando por aspectos muy básicos, desde su belleza para vivir hasta las oportunidades económicas que ofrece para abrir cualquier negocio y poder desarrollar un proyecto de vida. Eso pasa por un municipio sostenible ambiental y económicamente, además de limpio. Con la capital económica de la Isla se ha perdido el respeto institucional a la hora de obtener financiación para poner en marcha nuevos proyectos”.

-¿A quién se refiere?

“Es público y notorio, y así se ha puesto de manifiesto en los plenos, que el Cabildo y el Gobierno de Canarias no han dado la talla en aspectos relacionados con la planificación del municipio”.

-¿Cree, por tanto, que ni Cabildo ni Gobierno de Canarias han estado a la altura de lo que demanda el tercer municipio de Tenerife?

“El Sur sigue estando a la cola en cuanto a inversiones para lo que aporta a la economía de la Isla. No hay más que ver cómo estamos con las infraestructuras, especialmente en carreteras. Tenemos un gravísimo problema de movilidad en la comarca. Al Sur lo tratan mal, seguimos hablando de los mismos problemas de siempre”.

-Entre ellos, el Hospital del Sur, aunque se anuncia para el próximo año el final de las obras…

“Es vergonzoso. Un centro al que llaman hospital y que no tiene, no solo quirófanos y paritorios, es que ni siquiera hay urgencias pediátricas. Ya está bien. Hablamos de un servicio básico como la sanidad. Es el ejemplo más claro de la dejadez de Coalición Canaria con el Sur”.

-Recientemente se ha desbloqueado el Plan Parcial de El Mojón, 900.000 metros cuadrados de terreno en una zona privilegiada de Los Cristianos. ¿Qué supondrá para el municipio y para el Sur?

“Lo aplaudo porque es una buena noticia, el urbanismo es algo vivo, pero me preocupa muchísimo la movilidad. Si ahora mismo tenemos el colapso de tráfico actual, no me quiero ni imaginar lo que puede ocurrir con el
desarrollo de ese casi millón de metros cuadrados con hoteles, comercios, áreas de ocio y parques”.

-El grupo de gobierno anunció días atrás que ya se ha activado la cuenta atrás para el Plan General del municipio. Parece también una buena noticia…

“Para sacar a licitación la redacción del proyecto del Plan General han tardado tres años y lo venden como un gran logro. Me parece muy bien, pero tenían que haberlo hecho mucho antes. En Arona las gestiones administrativas van muy lentas y hay inseguridad jurídica, aunque se diga lo contrario. Y mientras, en Adeje se inauguran hoteles de lujo y playas”.

-Usted se alineó con el grupo de gobierno al votar en contra de los Planes de Modernización y Mejora (PMM) de Playa de Las Américas y Los Cristianos. Finalmente, el Ayuntamiento le ganó ese pulso al Gobierno de Canarias, que optó por la retirada de ambos documentos. ¿Se impuso el sentido común?

“Los PMM son buenas herramientas, pero en el caso de Las Américas y Los Cristianos no había por dónde cogerlos, como demostraron tres contundentes informes municipales. Por eso nuestro voto fue en contra. Si hay un lugar que precisa de una mejora y una rehabilitación ese es Ten-Bel y la Costa del Silencio, pero ese proyecto se ha quedado en un cajón del Gobierno de Canarias”.

-Usted ha sido muy crítica con la situación de Los Cristianos…

“No se es consciente del deterioro que está sufriendo y que se ve en la suciedad, la iluminación, en la cantidad de personas que duermen en la calle, en locales que cierran, en paseos deteriorados… Lamentablemente, no es un ejemplo de calidad de vida. Los Cristianos necesita mayores inversiones”.

-¿Y la situación de estrangulamiento del puerto tiene arreglo?

“Tal como está no puede continuar. Esa es una realidad. El problema de la bahía de Los Cristianos es la falta de planificación, necesita un ordenamiento después de tanto parcheo. La zona de tierra no soporta el tráfico que tenemos y está colapsada. Y tampoco repercute en la economía local contar en nuestro municipio con el segundo puerto de mayor volumen de tráfico de pasajeros de España, ya que los usuarios que entran y salen en coche deben hacerlo con la mayor rapidez posible para evitar los colapsos”.