puerto de la cruz

La oposición exige responsabilidades políticas por el escándalo del Lago

Los grupos del PSOE y ACP reprochan el “oscurantismo” del Gobierno local de PP-CC en el caso del robo en el complejo municipal, en el que está involucrado un militante nacionalista

El robo de maquinaria en la sala Andrómeda del Complejo Turístico Costa Martiánez es objeto de una investigación en el Juzgado de Instrucción Número 1 del Puerto de la Cruz. Sergio Méndez

Por G. Gulesserian / M. Grillo

Poco han durado los años de relativa calma en la vida política del Puerto de la Cruz, alejada de interminables sesiones plenarias en las que los grupos políticos se enfrascaban en discusiones a veces sin sentido, acusándose unos a otros por errores del pasado. La estabilidad política ha sido un logro de este mandato y del que siempre presume el alcalde, Lope Afonso (PP), una situación que en las tres últimas semanas se ha vuelto a “enfangar” como consecuencia del robo ocurrido hace tres semanas en el Lago Martiánez. En la sustracción de diversa maquinaria de la sala Andrómeda está involucrado supuestamente el exencargado de la empresa pública Pamarsa, afiliado de Coalición Canaria (CC), vinculado a la primera teniente de alcalde, Sandra Rodríguez, aunque esta lo niega. Dicho encargado era la única persona que tenía las llaves de todas las instalaciones, al ser el responsable de cerrarlas y abrirlas.

Así describe la actual coyuntura el secretario de los socialistas y portavoz del grupo municipal, Marco González, quien igual que su homólogo en la Asamblea Ciudadana Portuense (ACP), David Hernández, critica el “oscurantismo” del grupo de gobierno (PP-CC) en este asunto y exige responsabilidades políticas. “Hasta el momento no ha habido ni una sola llamada ni ningún acercamiento con la oposición para explicarle lo ocurrido. No sabemos si para protección de los suyos o como consecuencia del pacto de gobierno”, declara.

González presentó en el último pleno un ruego para que se convocara una comisión y el Gobierno local explicara lo ocurrido. De forma previa a la sesión hubo una Junta de Portavoces, a su juicio, “para evitar que la oposición preguntara sobre este tema”.

El portavoz socialista aclara que no quiere “interferir en un procedimiento de investigación, pero es consciente de que lo ocurrido es solo el epicentro de un terremoto que está ocurriendo en el Lago”. Su sospecha es “que sea para salpicar a unos sí y a otros no dentro del mismo Gobierno”, aunque no especificó a quiénes en concreto.

Hernández comparte la misma conjetura. Sobre todo, porque la ACP “avisó, advirtió y solicitó información desde el comienzo del mandato sobre el complejo turístico y la empresa pública, porque había mucho oscurantismo” y la información que siempre se les brinda “es poca y de índole económica”.

Pese a que como responsable política de Patrimonio tiene encomendada la gestión del Lago Martiánez, David Hernández no cree que sea Sandra Rodríguez “la única responsable” de lo ocurrido. A su juicio, el alcalde y el concejal delegado de Pamarsa, Pedro González (PP), “tenían información sobre lo que pasaba y no eran ajenos a la situación, pero han hecho dejación de sus funciones. No sabemos si es por presiones de pactos, posibles rupturas, compromisos pre o poselectorales, pero lo cierto es que el alcalde mira para otro lado,” subraya. No obstante, la ACP exige saber qué experiencia y méritos presentaba el acusado para el puesto para el que fue designado con carácter indefinido, fundamentalmente, porque Pamarsa está en cauce de disolución y tiene que disminuir costes fijos y evitar indemnizaciones.

Investigación

El robo en las instalaciones está en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 del Puerto de la Cruz y es objeto de una investigación por parte de la Policía Nacional que todavía no ha terminado. El Ayuntamiento ha decidido personarse como perjudicado en la causa. Sin embargo, lo ocurrido parece no afectar al pacto de gobernabilidad en el Consistorio ni a las relaciones entre los socios de gobierno. Al menos por ahora.

Consultado acerca de si el Grupo del PP pedirá explicaciones a los nacionalistas sobre los hechos ocurridos en el Lago, el alcalde, Lope Afonso, recordó que una vez que estos se conocieron se actuó en consecuencia, y la más inmediata fue el despido del trabajador, de acuerdo con el informe de la Gerencia.

Pacto de gobierno

“Primero hay que constatar el perjuicio y la responsabilidad que puede haber y que esta se depure. Hay unas diligencias que han pasado al juzgado y el Ayuntamiento ya anunció que se va a personar como perjudicado, inicialmente, y luego, como acusación particular, porque en su caso es lo que procede en defensa del interés municipal. Luego, cuando se evalúe el perjuicio efectivo que se haya podido causar, tocará hacer las evaluaciones oportunas”, sentenció el regidor del PP, quien añadió que en estos momentos no se ha planteado la ruptura del pacto de gobierno.
“Hay que ser prudentes, porque hay una investigación abierta. Si en ella se descubre que hay más responsabilidades, también se actuará en consecuencia”, advirtió el alcalde.
En la misma línea se expresó el secretario de CC, Juan Carlos Marrero, quien matizó que “una cosa es el partido y otra, el grupo municipal”, y en este último caso el trabajo de los concejales de CC “es impecable”. Por lo tanto, no cree que lo sucedido con uno de sus afiliados pueda perjudicar al partido en los comicios municipales que se celebran el próximo año.
“La mejor imagen que vamos a dar de cara a las elecciones son los resultados que se están viendo en la ciudad. Y como secretario general me preocupa que el trabajo de los compañeros nacionalistas siga siendo el mismo. Otra cosa son los problemas internos del partido, que se tendrán que resolver en los ámbitos correspondientes”, manifestó, por último, Marrero.