Arona

Mena: “La tragedia del edificio de Los Cristianos me acompañará de por vida”

El alcalde, la Corporación y vecinos de Arona guardan hoy un minuto de silencio por las siete víctimas mortales del 14 de abril de 2016

El derrumbe se produjo sobre las 9.30 horas del 14 de abril de 2016. F. P.
El derrumbe se produjo sobre las 9.30 horas del 14 de abril de 2016. F. P.

“La muerte de siete personas en el derrumbe del edificio de Los Cristianos es uno de los momentos más duros que he vivido, no solo como alcalde de Arona, sino a nivel personal. Es una tragedia que te acompaña de por vida, en la que hubo instantes muy dolorosos, tristes e impactantes. Instantes que serán difíciles de olvidar”, señala el alcalde de Arona, José Julián Mena, cuando hoy se cumple el segundo aniversario de la tragedia que dejó siete muertos, un par de heridos y un pueblo consternado por el suceso.

Hoy, a las nueve de la mañana, el propio alcalde, la Corporación del Ayuntamiento de Arona, vecinos de Los Cristianos y de todo el municipio, así como familiares de los fallecidos, guardarán un minuto de silencio en la escalinata del Centro Cultural de Los Cristianos, donde después del 14 de abril y durante varios días se montó el operativo de emergencias para atender a los superviviente del colapso del edificio Julián José, en el centro de la localidad aronera.

Mena recuerda que “todo el equipo que conforma el Ayuntamiento de Arona y las empresas que prestan servicios municipales se volcaron en la gestión de una situación crítica, un trabajo sin descanso, realizado desde todas las áreas municipales, y que puso de manifiesto la calidad personal y profesional de los trabajadores públicos del municipio y de las empresas que nos prestan servicios”.

El alcalde añade que “tengo que destacar la dura labor realizada por las fuerzas y cuerpos de seguridad, los bomberos y Protección Civil, que se dejaron la piel durante aquellos días de una forma admirable, con jornadas extenuantes, con el objetivo de salvar el mayor número de vidas posibles, que era la prioridad de aquellos días”, algo que desgraciadamente no se pudo conseguir, porque los siete desaparecidos aparecieron muertos, tras el laborioso trabajo realizado entre los escombros de las tres cuartas partes del edificio que colapsó en el número 12 de la calle Amalia Alayón.

“Aunque fueron momentos muy duros, me siento muy orgulloso de la respuesta que dio, de manera unánime, el pueblo de Arona, desde el primer al último vecino, pasando por empresas, organizaciones civiles o asociaciones y el resto de instituciones. La actuación de todos ellos fue ejemplar. De un modo desinteresado y masivo, todo el mundo puso aquello que tenía, por poco que fuera, a disposición de los demás, una generosidad que pone de manifiesto lo mejor del ser humano ante situaciones tan duras”, manifiesta José Julián Mena, que aquel 14 de abril de 2016 ni siquiera llevaba un año de mandato al frente del Ayuntamiento de Arona.

Dos años después de aquella tragedia, todavía se están investigando las causas del colapso del edificio, aunque la hipótesis más generalizada sigue señalando a las obras realizadas en la planta baja por Banesto y la sustitución de un pilar, unos años atrás, como causantes del siniestro.