Santa Cruz

El vertido de Cabo Llanos y la Ley de Costas dejan sin Bandera Azul a Las Teresitas

La Concejalía de Medio Ambiente reconoce que el informe de FEE “pone la cara colorada” al municipio por una “dejadez” de “30 años”

La situación irregular de la Cofradía de Pescadores es uno de los motivos para denegar la Bandera Azul a Las Teresitas. / DA

“El informe de la Bandera Azul pone la cara colorada pero manifiesta la dejadez que durante 30 años se ha tenido con la playa de Las Teresitas; la han utilizado políticamente para hacer cualquier cosa menos para la consideración que tiene la playa”. Así defendía, ayer, el edil de Medio Ambiente de Santa Cruz, Carlos Correa (PP), que no obtener la Bandera Azul para Las Teresitas va mucho más allá de sus compentencias. Concretamente, los vertidos (como adelantó DIARIO DE AVISOS) y los numerosos incumplimientos de la Ley de Costas, son los principales argumentos esgrimidos por la Fundación Europea para la Educación Ambiental (FEE) para no conceder el distintivo.

Correa aclaró que no se había pronunciado hasta ahora porque pidió una ampliación del informe. Un documento en el que se detalla que el incumplimiento de la Directiva Europea de Aguas Residuales y de la ya mencionada Ley de Costas, impiden que Las Teresitas recupere el ansiado galardón que perdió hace ya 15 años.

En cuanto a los vertidos, la FEE se refiere únicamente al que se produce en La Hondura, “en los criterios se establece que no puede haber ningún vertido en el municipio al que pertenece la playa, tenga o no autorización, y lo que está claro es que allí se vierte agua, aunque sea tratada”.

Costas

El segundo incumplimiento, el de la Ley de Costas, es el más extenso. “La FEE se dirigió a Costas para que detallara los motivos por los que la playa perdió la bandera en 2003. Costas dijo que no tenía ese informe y elaboró uno nuevo”, explicó Correa. En ese informe se enumeran los incumplimientos en la concesión de la playa, como obras no autorizadas, los kioscos o la cofradía que no tiene permiso para estar donde está. También hace referencia al fondeo de los barcos en la playa como otros de los incumplimientos.

Correa justificó que, a pesar de que todos estas deficiencias eran conocidos, presentó la candidatura porque en la auditoría que su área hizo antes de presentarse, “solo se incumplían cinco puntos de la FEE”. Explicó que se trataba de mejorar la información de la playa, constituir el comité de gestión de la zona de baño, identificar el punto de dónde procede el agua potable de las duchas, resolver las aguas residuales de los kioscos y la elaboración de un plan de emergencias. “Todos eran puntos subsanables. La sorpresa ha sido comprobar que se nos deniega por la historia de la playa”, admite Correa. Reconoce también el edil que no sabe cuándo podrá volver a presentar la candidatura. Lo que sí ha permitido este fracaso es que se ponga sobre la mesa que los vertidos, sean o no cercanos a la playa, están dañando la imagen de Santa Cruz. Además, cuando finalice la autorización dada a las barcas fondeadas, deberán abandonar la playa definitivamente.