Puerto de la Cruz

Frente común para luchar contra las toallitas

El Ayuntamiento y Aqualia quieren concienciar a la ciudadanía de los problemas que causa en las tuberías y en las estaciones depuradoras de agua arrojar apósitos de higiene al váter

El alcalde, Lope Afonso, y el director de Aqualia, Emilio Fernández, retiran en la estación de Playa Jardín los residuos provocados por las toallitas. DA

Frente común contra las toallitas. Ese es el objetivo del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz y de la empresa concesionaria del servicio municipal de agua, Aqualia: concienciar a los ciudadanos de los problemas que causa en las tuberías y en las estaciones de aguas residuales arrojar estos apósitos al váter, pese a que en los envases se indique que está permitido.

Lo mismo ocurre con otros elementos de higiene diaria tales como compresas, bastoncillos o preservativos, que provocan importantes costos de mantenimiento en las infraestructuras, además de retenciones en las redes, salideros de aguas fecales a la vía pública y malos olores, que tienen que soportar no solo los vecinos sino también los turistas que visitan la ciudad, y ello daña también su imagen.

El alcalde, Lope Afonso, el director de Aqualia, Emilio Fernández, y el jefe de servicio en el municipio, Braulio Domínguez, comprobaron en la estación de bombeo de aguas residuales (EBAR) de playa Jardín y a pequeña escala, los efectos que genera esta mala conducta ciudadana. Así, en dos vasos de agua diferentes introdujeron la celulosa de la que está hecho el papel higiénico y se pudo observar que ésta se iba poco a poco descomponiendo, mientras que en el caso de las toallitas no se produjeron cambios.

Posteriormente, en la reja de desbaste, mostraron la acumulados en los entre ocho y diez millones de litros de agua sucia que recoge cada día la EBAR, procedente del casco urbano y de las otras cinco instalaciones del municipio, que luego la impulsa hacia la depuradora del Valle de La Orotava, compartida con este último municipio y el de Los Realejos.

Averías por atascos
Este cúmulo de fibras y tejidos y por ende, provocan serias averías mecánicas por atascos, bloqueos, y roturas internas por calentamiento en las tuberías y equipos de bombeo encargados de llevar el agua residual hacia la planta depuradora. “Una inversión que podría destinarse a realizar mejoras en la red, o a adaptar las estaciones de bombeo a la normativa actual”, sostuvo el concejal de Obras y Servicios, Ángel Montañés, presente también en la convocatoria.

El problema es muy sencillo y se puede solucionar en origen, ya que solo requiere de una conducta responsable: tirar las toallitas u otro tipo de residuo sanitario a la papelera.

Así lo transmitieron ambas partes en la campaña denominada ‘No lo tires’, que lanzaron el pasado verano en redes sociales y en un folleto insertado en la factura del agua, en la que se advertía de las consecuencias negativas de tirar al váter este tipo de objetos.

Domínguez confirmó que éste es uno de los problemas más graves a los que se enfrenta a la empresa a diario. Y aunque Aqualia no cuenta con estadísticas de los kilos o toneladas que recogen a diario, la periodicidad de limpieza y el mantenimiento preventivo deben realizarse de manera continua para evitar un atasco más grave en la red.