Sociedad

“En seis o siete años no quedarán científicos en España”

En la actualidad Vicente Larraga es profesor de Investigación en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Vicente Larraga, profesor de Investigación en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Fran Pallero
Vicente Larraga,
profesor de Investigación en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Fran Pallero

En la actualidad es profesor de Investigación en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Vicente Larraga ha sido uno de los coordinadores del primer informe sobre Ciencia y Tecnología en España entre 2008 y 2014, un documento que no ha dejado indiferente a la comunidad científica del país, ya que aún queda un largo camino por recorrer. Visitó Tenerife para ofrecer una conferencia sobre este documento en el Instituto de Enfermedades Tropicales de la Universidad de La Laguna. Durante su estancia, concedió una entrevista a DIARIO DE AVISOS, en la que se mostró muy crítico sobre la falta de apoyo a esta materia.

-En el informe sobre ciencia y tecnología que ha coordinado España no sale muy bien parada. ¿Cuáles son los principales problemas?

“Hay varios. Uno de ellos es el presupuesto escaso y la descoordinación. Pero todo viene del mismo problema, el planteamiento. Hemos tenido gobiernos que no creen que la investigación y el desarrollo sirvan para incrementar el bienestar de los ciudadanos. A mí me han dicho varias veces, personas de ideología conservadora, que España debe ser la Nevada de Estados Unidos (región que apuesta por el turismo). Ellos piensan igual, que la investigación se debe hacer en Alemania y Suecia. Pero no es incompatible ser una potencia turística y hacer investigación. Si uno no tiene la conciencia de que la investigación y el desarrollo sirven para el bienestar ciudadano nunca se harán políticas y eso es lo que ha pasado durante años”.

-¿Qué genera mayor problema: la falta de financiación o de una apuesta decidida?

“Sin duda, la falta de apuesta. Dinero se puede sacar siempre. Si tienes un sistema como el que tenemos ahora, que es asfixiante, no te deja trabajar. Gran parte de los proyectos de investigación están parados. La investigación requiere flexibilidad. Si uno tiene un proyecto de un año y necesita contratar a alguien, si tienes un sistema que dilata la contratación, no puedes hacerlo. Te impide manejar los medios, aunque tengas el dinero, pero no puedes hacerlo por la situación administrativa”.

-¿Canarias está peor que otras regiones del país?

“Estamos todos al mismo nivel. Es realmente chocante lo que ha pasado con la investigación en los últimos años. Se ha perdido el 30% de los fondos, pero además, cada vez, hay más trabas”.

-Por un lado, los investigadores jóvenes se están yendo de España, mientras que los que permanecen están llegando ya a la edad de la jubilación. ¿Qué va a pasar en un futuro próximo?

“Pues si no se cambia, ya en seis o siete años no quedará nadie. Tener a un investigador que sea operativo, de nivel adecuado, cuesta ocho años de formación. Lo que está pasando es que se forman a científicos muy preparados y luego no se recuperan”.

-El informe habla de 37.000 científicos españoles inscritos en sociedades en el extranjero…

“Son cálculos aproximados. Lo que sabemos es que la pérdida de contratos que hubo entre 2011 y 2016 asciende 27.000, aunque no todos se fueron. Se estima que unos 25.000 son los científicos inscritos en sociedades en el extranjero, aunque no todos están registrados. Además, sabemos que unos 15.000 están fijos en empresas de otros países”.

-¿Está a tiempo la ciencia de recuperarse en España?

“Sí se puede, lo que pasa es que siempre habrá un vacío, el de las personas que se han ido y no vuelven”.

-Ha visitado el Instituto de Enfermedades Tropicales. ¿Qué valoración hace de este centro usted que es experto en Parasitología?

“Si uno conoce el centro, ve el esfuerzo que han realizado desde hace unos 15 años. Pasaron de ser unos grupos de la facultad, hasta ser un grupo de buen nivel, pese a tener en contra las circunstancias, la resistencia de la vieja guardia, y eso tiene mérito. Con un poco de ayuda y sensatez institucional, podría convertirse en un instituto internacional muy importante. Hay que ligar los centros de investigación a las instituciones, porque las personas pasan, cuando acaban su trabajo, se van. Lo importante es crear instituciones sólidas. Cuando se tiene una infraestructura buena, como esta, hay que aprovecharla”.

-Entonces, ¿qué falta por hacer para que despegue?

“Habría que interesar al CSIC para que hiciera un instituto mixto. Eso significaría que habría un flujo continuado de científicos que irían llegando poco a poco. En mi opinión, el CSIC debería hacer un esfuerzo, con el apoyo de las instituciones. Estos institutos mixtos se basan en la ayuda del Gobierno regional, del Cabildo y la Universidad”.