Güímar

‘Estrellas y pardelas’, campaña contra la contaminación lumínica

La Oficina de Participación y Voluntariado Ambiental del Cabildo realiza charlas y una ruta nocturna en el Malpaís de Güímar para concienciar sobre la protección de las aves marinas

Ruta nocturna por el Malpaís de Gúímar / CEDRÉS

La pardela cenicienta vive en mar abierto, excepto durante la época de cría, cuando se reúnen en grandes grupos, siendo Canarias la principal casa de reproducción en lugares casi siempre inaccesibles.

El animal se enfrenta a muchas amenazas en las Islas, por un lado, en el nido, la depredación de huevos y pollos por ratas y gatos, el llamado pardeleo (caza ilegal de pollos) y, por otro lado, los tendidos eléctricos con los que colisionan en muchas ocasiones. La contaminación lumínica, también, desorienta a los jóvenes. Solo en Tenerife más de 800 pollos sufren accidentes por deslumbramientos cada año, por lo que la colaboración ciudadana se hace indispensable para trasladarlos al centro de recuperación animal La Tahonilla.

Desde hace años, el Cabildo de Tenerife, a través de la Oficina de la Participación y Voluntariado Ambiental del área de Medio Ambiente, mantiene la máxima protección sobre las pardelas y recientemente ha realizado dos charlas divulgativas y una ruta nocturna en el entorno de Güímar para concienciar a la población sobre los efectos de la contaminación lumínica en las aves marinas. La iniciativa llevó por título Estrellas y pardelas.

El vicepresidente y consejero de Medio Ambiente, José Antonio Valbuena, explica que el objetivo del proyecto es informar sobre los efectos adversos que podemos provocar a estas especies por no reducir el número de horas con luces encendidas, disminuir la potencia o cambiar las bombillas por luces led, que además favorecen al medio ambiente y la economía.

El programa de actividades se inició con dos sesiones informativas en el local de la Asociación de Vecinos de El Socorro. La primera corrió a cargo de la Asociación Atina y se centró en la biología de las pardelas cenicientas que se pueden avistar en las costas de la isla. La segunda fue impartida por SEO/BirdLife para comentar el proyecto LuMinAves, que tiene por objetivo la protección de este tipo de animales en los archipiélagos de la Macaronesia.

La ruta nocturna se realizó en el entorno del Malpaís de Güímar, con el objetivo de que los participantes pudiesen escuchar y observar a las pardelas en su regreso desde el mar a los nidos en tierra. Además, se completó la experiencia con una observación de estrellas en la que participó la Agrupación de Protección Civil de Güímar.

Campaña de limpieza

La Oficina de la Participación y Voluntariado Ambiental del área de Medio Ambiente, del Cabildo de Tenerife, aparte de estos talleres sobre la protección de las aveas marinas, también realiza a lo largo del año acciones por el mantenimiento del medio ambiente, tanto terrestre como marino.

Así, esta semana está previsto que se realicen dos actividades en el sur de la Isla. La primera tendrá lugar el día 14, con limpieza de varias playas en el municipio de Candelaria, mientras que el sábado, día 16, se realizará una limpieza del entorno costero y marino de El Porís de Abona, en colaboración con la organización Ecoembes y el Ayuntamiento de Arico.