Santa Úrsula

Finaliza la restricción en el consumo de agua por flúor en Santa Úrsula

La zona de Pino Alto era el único punto de abastecimiento que desde 2012 mantenía parámetros por encima de los permitidos

El alcalde de Santa Úrsula, Juan Acosta, anunció ayer que la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias ha levantado la restricción en el consumo de agua por exceso de flúor, toda vez que las últimas analíticas realizadas arrojaron un resultado de 0,8 miligramos por litro siendo 1,5 el límite máximo permitido para el consumo, según se establece en el Real Decreto 140/2003.

Desde hace casi cuatro meses, este parámetro ha permanecido por debajo del exigido y para poder conseguir el levantamiento de la restricción el Ayuntamiento ha tenido que aportar analíticas realizadas quincenalmente, en las que se muestra que los niveles se han mantenido rebajados.

Durante una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el concejal de Aguas, Santiago Pérez, el mandatario subrayó la rebaja en los niveles de flúor en la zona de Pino Alto, único punto de abastecimiento que desde el año 2012, mantenía parámetros por encima de los permitidos, una situación que afectaba a 870 vecinos.

Acosta explicó que ello se debe a que el caudal que le llega a dicha instalación del Canal de Aguamansa tiene un alto valor de fluoruros, pero es necesario para garantizar el suministro ininterrumpido a los habitantes de esa zona, ya que el de Pino Alto también surte a los depósitos de Tamaide y Casablanca.

Las medidas correctoras consistieron en la ejecución de dos nuevas tomas de agua desde el Canal del Norte, una para el depósito de Tijarafe y otra para el de Casablanca, donde también se llevaron a cabo obras de mejora. De esta manera, se ha conseguido disminuir el caudal proveniente del Canal de Aguamansa y como consecuencia, los niveles de flúor.

El edil de Aguas también informó sobre otras iniciativas aplicadas para mejorar el servicio, como la limpieza de la galería Rosas de Aguilar, que abastece también al depósito de Pino Alto con agua de buena calidad pero en la que se habían registrado pérdidas. A ella se suma, de forma inminente, la puesta en funcionamiento del pozo Río de la Fuente y la ejecución de las canalizaciones pertinentes para derivar su caudal al depósito de Piedra Vieja.