Arico

En Arico “habrá un problema de salud pública si no se separan los desechos de pescado”

Arico reclama al área de Medio Ambiente del Cabildo autorización para apartar la materia orgánica del resto de basura en Tajao, donde cada fin de semana comen 3.000 personas en una docena de restaurantes

El núcleo de Tajao, en la costa de Arico, es uno de los más visitados en verano para comer pescado fresco. DA
El núcleo de Tajao, en la costa de Arico, es uno de los más visitados en verano para comer pescado fresco. DA

Al Ayuntamiento de Arico se le agota la paciencia. Un año y medio después de que solicitara por escrito la autorización para la recogida selectiva de materia orgánica y que esta pueda ser tratada específicamente en el Complejo Ambiental de Tenerife, situado en este municipio sureño, sigue esperando la respuesta del Cabildo.

El Consistorio advierte de que el problema se agravará en los próximos meses de verano por las altas temperaturas y, sobre todo, por el notable incremento de los desechos de pescado de la docena de restaurantes del núcleo costero de Tajao, donde cada fin de semana se prevé que almuercen y cenen más de 3.000 personas.

Estos restaurantes arrojan actualmente los restos de comida junto a toda la basura en los contenedores convencionales, y si no se recoge en las primeras 24 horas, existe un riesgo de descomposición y fermentación, generándose un foco nocivo para la salud de vecinos y visitantes. Los residuos, que el Ayuntamiento recuerda que son de “alto nivel contaminante”, al mezclarse con el resto de basura, terminan enterrados en las celdas del complejo, sin que sean tratados específicamente para fabricar compostaje.

Montañas de basura en el Complejo Ambiental de Tenerife, en Arico. Sergio Méndez
Montañas de basura en el Complejo Ambiental de Tenerife, en Arico. Sergio Méndez

“Llevamos un año y medio esperando por la autorización de la recogida selectiva de la materia orgánica que se genera en el núcleo de Tajao para evitar problemas medioambientales y de salud pública, lo hemos pedido por escrito y en las comisiones de seguimiento de la gestión del complejo y todavía no nos han dado respuesta”, manifestó ayer a este periódico Pedro Andrés González, concejal de Medio Ambiente de Arico. “La solución se está alargando demasiado y lo que pedimos es de sentido común: que el PIRS recepcione la materia orgánica que estamos dispuestos a separar en origen y le dé el tratamiento adecuado para evitar posibles focos de infección”, señaló el edil, que también lamentó que “no se esté aprovechando esa materia orgánica, que acaba enterrada, para convertirla en compost de calidad”.

Desde el Ayuntamiento se recuerda que una de las mejoras contempladas por la empresa adjudicataria del servicio municipal es la recogida selectiva en origen, pero para ello es necesaria la autorización del departamento insular de Medio Ambiente que dirige el consejero José Antonio Valbuena para que esta materia orgánica pueda entrar, ya clasificada, en el complejo ambiental. La situación preocupa al Ayuntamiento por cuanto el buen tiempo y la proximidad de las vacaciones incrementará la actividad de los restaurantes de la costa, muy frecuentados por los amantes del pescado fresco en toda la comarca sur. A la espera del permiso pertinente, el Consistorio ariquense asegura que “realizará un esfuerzo para tratar de retirar los contenedores en Tajao casi a diario”.