adeje

Las nuevas ‘catedrales’ del turismo en Tenerife

La apertura de cuatro hoteles de lujo en un año y medio afianza a Costa Adeje como la localidad europea con mayor concentración de establecimientos de cinco estrellas

Representan la cara más visible de la apuesta por la calidad y competitividad turística. Unos son de nueva construcción y otros remodelan sus instalaciones para poner al día su oferta alojativa y no perder el tren de los nuevos tiempos, con una clientela que persigue la excelencia. Costa Adeje, que cuenta con la mayor concentración de hoteles de cinco estrellas de Europa, abandera la apuesta privada por las edificaciones fastuosas y en los últimos años se ha afianzado como la localidad del Archipiélago más atractiva para los inversores hoteleros. En menos de un año y medio han abierto cuatro establecimientos de lujo (dos de nueva construcción), incorporando al mercado 2.000 nuevas camas, con una inversión de 350 millones de euros. El GF Victoria es el último que contribuye a prestigiar la marca turística del Sur y de la Isla.
La gran apuesta del Grupo Fedola se inaugurará oficialmente el miércoles, dos meses después de comenzar a recibir sus primeros clientes. Estrena un concepto que lo convierte en un establecimiento singular, al ser el único hotel en Canarias que obtiene antes de su apertura el certificado Triple A, la calificación más alta para edificaciones sostenibles. La mayor inversión del grupo canario en sus 60 años de historia, con casi 100 millones de euros, es un referente ecológico a escala nacional, ya que el 90% de su consumo energético provendrá de fuentes renovables gracias a la eficiencia de su diseño y al sistema integral de sus instalaciones. En la última edición de Fitur fue elegido como uno de los 10 mejores hoteles sostenibles de España.

Situado junto al Centro Comercial El Duque, cuenta con 242 suites de lujo con terraza exterior y entre sus atractivos, destaca su cubierta vegetal -la más extensa de las Islas- que se aprecia en unos espectaculares jardines verticales y sus siete piscinas, una de ellas de vértigo, a siete plantas de altura con paredes y fondos de cristal. “Es un hotel muy moderno que apuesta claramente por la innovación, pero al mismo tiempo es muy cálido, arquitectónicamente no tiene nada que ver con lo que hay a su alrededor”, explica María Victoria López, consejera delegada de la división hotelera del Grupo Fedola.

El Royal Hideaway Corales Resort, en La Caleta, abrió sus puertas a principios de año y está dirigido a una clientela de alto poder adquisitivo. Sergio Méndez
El Royal Hideaway Corales Resort, en La Caleta, abrió sus puertas a principios de año y está dirigido a una clientela de alto poder adquisitivo. Sergio Méndez

Otro de los establecimientos llamado a marcar un antes y un después en el concepto del gran confort es el Royal Hideaway Corales Resort, en La Caleta, abierto desde principios de año. La imponente construcción se entiende por un frente de 400 metros y presenta aspecto de megacrucero de formas rectilíneas, combinadas con elementos sorprendentes que alteran la continuidad de la simetría. Las cifras del hotel diseñado por el arquitecto tinerfeño Leonardo Omar y que explota la cadena Barceló apabullan: 140 millones de inversión, 603 suites, 25 villas y 55 piscinas privadas en las terrazas de las habitaciones… lo que da una idea de la potente apuesta económica por parte de un grupo de inversores belgas. El hotel promueve una novedad en Canarias: la separación de dos edificios (unidos por un puente superior) para diferenciar el turismo familiar del adulto. “Con la amplitud de sus habitaciones, equipadas con jacuzzi, ducha en las terrazas, grandes pantallas de televisión y cocina, entre otros servicios, se busca que el cliente disfrute del lujo en su propia habitación, y que esta no sea un espacio donde va a dormir. Es un nuevo concepto en Tenerife”, explica el arquitecto. A estos dos hoteles de nueva construcción se suman otros dos recintos que han sido reformados y que lucen también cinco estrellas en su entrada. Es el caso del Hard Rock Tenerife, inaugurado en diciembre de 2016 en Playa Paraíso y dirigido a una clientela joven, de entre 35 y 45 años, de alto poder adquisitivo, lo que constituye una apuesta novedosa, al tratarse de un nicho de mercado inédito hasta ahora en Tenerife.

Instalaciones del Hard Rock Hotel, en Playa Paraíso. Sergio Méndez
Instalaciones del Hard Rock Hotel, en Playa Paraíso. Sergio Méndez

El segundo establecimiento que abre la compañía Palladium en España, tras su exitosa experiencia en Ibiza, ha supuesto un desembolso de 70 millones de euros de inversión para transformar dos hoteles de tres estrellas y de 1.000 habitaciones, cerrados en abril de 2015, en uno de cinco con 624, de las que 266 son suites. Su apertura obligó a activar un plan integral de apoyo a la oferta complementaria de Playa Paraíso para potenciar los restaurantes, comercios y locales de ocio.

Otro ejemplo de remodelación es el Iberostar Sábila, de cinco estrellas, reabierto el 17 de mayo, tras una inversión de 40 millones de euros y 12 meses de reformas. El antiguo hotel Torviscas Playa es hoy un establecimiento de lujo de 472 habitaciones orientado al segmento de clientes solo adultos y ofrece al visitante un innovador concepto de experiencia vacacional con un edificio renovado, más abierto al mar, y una selección de servicios premium.

El Ibersotar Sábila recibe los primeros clientes tras su remodelación. A. Gutiérrez
El Ibersotar Sábila recibe los primeros clientes tras su remodelación. A. Gutiérrez

El Mojón, en Arona, próxima zona de expansión hotelera

En los últimos cuatro años la zona sur de la isla de Tenerife concentra 26 establecimientos que han apostado por la remodelación, sumando un total de 15.666 plazas, que se unen a los hoteles de nueva construcción. Después del Royal Hideaway Corales Resort, en La Caleta, y del GF Victoria, en Costa Adeje, las próximas edificaciones turísticas del Sur apuntan al Plan Parcial de El Mojón, en el municipio de Arona, donde la cadena Spring romperá el fuego con su nuevo complejo hotelero, de 525 habitaciones, y un volumen de inversión que alcanza los 85 millones de euros.